Loading...

¡Aaaaaargh! ¡Por Dios! Alguien sáqueme los ojos y tráigame unos nuevos.

De esas cosas que sólo suceden en los países abandonados por Dios. Una niña acudió al Otorrinolaringologo para chequearse un fuerte dolor de oídos.

LiveLeak-dot-com-73e_1468341524-centipedeeggs_1468341522.jpg.resized

Lo que el médico vió no le aterrorizó para nada, de hecho en muchos países es bastante común que los cienpiés se te metan en el oído y pongan sus huevecillos dentro.

Si alguna vez sientes “pasos en la azotea”, bueno, ya sabes a qué tipo de médico acudir.

 

Comentarios