Loading...

Según informa Medical Daily, el estudio explicaría la razón por la que muchos individuos se convierten en fumadores sociales en determinadas circunstancias (como las muy cercanas fiestas navideñas y brindis de oficina).

 

Esta interesante conclusión negaría también la teoría según la cual el único factor que provoca el vicio a la nicotina es que incrementa la dopamina en el cerebro produciendo una sensación de placer. En palabras de los investigadores estadounidenses, “mientras se fuma el área del cerebro asociada a los reflejos, el aprendizaje y la atención se activa haciendo que las personas se espabilen”.

 

Tabaco y alcohol, combinación explosiva y peligrosa

 

Sin embargo, los expertos afirman que la mezcla del tabaco y el alcohol es muy perjudicial para la salud. A la larga, los fumadores y bebedores tiene más probabilidad de sufrir un deterioro cognitivo del 36%, respecto de los que solamente beben.

 

De acuerdo con el Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo de Estados Unidos, otros impactos que debemos tener en cuenta cuando bebemos y fumamos, son:

 

• En el cerebro

 

El alcohol en exceso inhibe las funciones de la región frontal, por lo que disminuye la memoria, la capacidad de concentración y el autocontrol. El sistema nervioso central también se ve afectado provocando un retardo en las funciones motoras como dificultades para caminar o para reaccionar ante estímulos externos. También se puede presentar un desborde emocional.

 

beber alcohol

• En los pulmones

 

El alcohol acelera la respiración. Si el alcohol circulante es demasiado, la respiración se detiene.

 

tomar alcohol

 

Y si a esto le añadimos uno o varios cigarrillos, la mezcla es absolutamente letal.

 

Comentarios