Loading...

La popularidad de Jennifer Lopez o de Kim Kardashian parece haber sido científicamente comprobada por un estudio realizado en Turquía. Sí, la preferencia de los hombres por mujeres con trasero grande tiene orígenes ancestrales.

Según publica Daily Mail, una investigación realizada por científicos de la Universidad de Bilikent de Turquía, analizó las preferencias de 300 hombres y llegó a la conclusión de que se ven atraídos por aquellas espaldas que están curvadas a 45° de las puntas del pompi.

Así que según el estudio, la atracción no la generaría el trasero sino la curvatura de la columna. Esto se debe a que en el pasado las mujeres con esta estructura pasaban mejor los embarazos lo que las hacía más atractivas para la reproducción.

El doctor David Lewis, de la Universidad de Bilkent, explicó que la curva “les permitía a las mujeres ancestrales desplazar el centro de su masa corporal sobre sus caderas durante el embarazo, una época donde el peso pasa a centrarse de manera dramática en el centro del cuerpo” evitando lesiones y fatiga muscular.

Para realizar el estudio se le mostraron a hombres siluetas con distintas curvaturas y ellos las calificaron según el nivel de atracción. Ellos se manifestaron atraídos de manera significativa por aquellos cuerpos con una curva en la columna de uno 45,5° y que esa preferencia era producto del tamaño del trasero.

Según el doctor, los hombres que piensan que les gustan los traseros amplios, en realidad están atraídos por las columnas de las mujeres, aunque advierte que se necesita investigar más sobre el tema.

Fuente: taringa / el debate / el universal

Comentarios