Un show de exhibición terminó en tragedia cuando uno de los pilotos perdió el control y se fue contra el público, lo que dejó un saldo de seis heridos.

Obviamente, como casi todas las cosas en México, no existía ninguna protección o algo que salvaguardara la seguridad de los asistentes. El Mustang que se salió de control, se llevó a varias personas, incluyendo niños.

Entre los heridos hay una mujer de 43 años con fractura en las piernas. En un comunicado de la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas señala que el conductor del auto se dio a la fuga.