-

Un adolescente fue sorprendido fumando marihuana por un oficial de policía. Sin embargo, en vez de arrestar al adolescente, el oficial decidió darle una lección diferente.

El adolescente de 17 años de Arlington, Texas fue descubierto fumando marihuana por el oficial Eric Ball; y en lugar de arrestarlo, consideró darle un castigo ejemplar.

Afuera de un teatro se encontraba el muchacho, y gracias a un reporte de algún ciudadano sin nada mejor que hacer, llegó la policía. Al toparse con el chico, el oficial de policía se acercó. El muchacho no se portó grosero. Sabía que había cometido un delito (en Texas puedes ir a la cárcel si la policía te atora fumando marihuana). En vez de aprovecharse de la situación, y debido a la buena disposición del chico, le dijo:
 
“Si me das 200 lagartijas, no te pondré en prisión”.
 Inmediatamente el chico se tiró al suelo y comenzó a hacer sus lagartijas. Su madre, salió llegó al poco rato y le agradeció la atención al policía. No sin antes regañar a su crío por la tontería de exponerse. Pudo haber pasado la noche en la cárcel.

 

Comentarios