Loading...

Tras estacionar el vehículo, los agentes de policía se llevaron un gran sorpresa al intentar que el hombre accediera a la prueba de alcoholemia…

China.- En la ciudad de Shenzhen, Xu, un hombre de 33 años fue detenido por la policía al conducir su vehículo en estado de embriaguez.

Tras estacionar el vehículo, los agentes de policía se llevaron un gran sorpresa al intentar que el hombre accediera a la prueba de alcoholemia.

Después de varios minutos de lucha, los agentes lograron hacer que el detenido soplara. El asunto es que en China, el volumen de alcohol permitido en la sangre es de 20 mg por 100 ml de sangre, y él obtuvo diez veces más. 

Como se ve en el video, el hombre parecía estar soplando fuertemente al aparato, pero solo eran gestos y muecas. El resultado siempre daba negativo, para sorpresa de los efectivos.

Con información de RT

Vía SDP

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com