Loading...

¡México lindo y querido! A quién no le gustaría echarse una michelada con residuos de caguama de alguien más. O en el peor de los casos, con un escarchado de babas de otra persona.

Tener un puesto de bebidas alcohólicas es el paraíso económico para muchas familias que viven de vender chela en las ferias de pueblo, pues sin lugar a dudas, las micheladas se han convertido en la bebida por elección cuando uno sale a convivir incluso hasta con la familia.

Está por demás decir, que tener un puesto de estos es SÚPER RENTABLE. Y como siempre, en México nunca es suficiente, y siempre queremos más. Pues resulta que éstos compadres fueron grabados y fotografiados por una persona anónima, que los sorprendió rellenando con una manguera, depósitos de plástico con los restos de los envases que ya habían sido vendidos, para después rellenar los vasos de otros clientes.

El video, la información y las fotografías fueron dadas a conocer por el sitio Pachuca Denuncia, y señalan a los vendedores de micheladas ubicados en Teatro del Pueblo” como los responsables de esta barbarie.

Según la publicación, las autoridades de dicha entidad, tienen cero tolerancia ante este tipo de prácticas, sin embargo, como buenos ciudadanos ejemplares, se pasaron por el la cola dichas instrucciones y reciclaron la cerveza para después revenderla.

 

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com