Loading...

Los estragos que deja el consumo de una popular droga en bares, centros nocturnos, fiestas, etc. Están causando impacto al ser mostrados para todos los ciudadanos.

La Policía Nacional y las autoridades sanitarias han alertado sobre la ingesta del “éxtasis líquido” o GHB, una droga que además de afectar el sistema nervioso central con terribles efectos en el organismo, es usada para facilitar las violaciones o ataques sexuales en encuentros.

Decomiso de GHB.

Las imágenes grabadas en la discoteca Coco de Madrid muestran como tres hombres tuvieron que ser llevados de emergencia al hospital tras consumir esta sustancia y perder completamente el control.

Lo mismo le sucede a otro hombre también desnudo y a punto de quedar inconsciente que se encuentra en una de las cabinas del servicio.

Fuentes de Emergencias Madrid explicaron a ABC que fueron tres los atendidos por ingerir éxtasis líquido y que fueron traslados a hospitales clínicos especializados.

Uno de los hombres que consumió el ‘éxtasis líquido’ en una discoteca en Madrid. 

Si este es un estimulante, el GHB es un depresor, aunque inicialmente produce euforia y sensación de bienestar.

Los efectos varían en función de la persona y generalmente se reconocen a los 10 o 20 minutos de haberlo consumido. No desaparecen hasta las 3 o 4 horas.

Se trata de un líquido transparente que se toma por vía oral, normalmente mezclado con agua. Sanidad advierte de que si bien los efectos efectos buscados son una mayor sociabilidad, también pueden aparecer somnolencia, obnubilación, dolor de cabeza, confusión e, incluso, depresión respiratoria, delirios, alucinaciones y coma.

Así que la droga no se utiliza para conseguir virilidad o estar extasiado y así poder abusar de una persona, sino que al ofrecerla se espera que la víctima comience a sentirse mal y tenga fuertes sensaciones de cansancio y sueño hasta el punto en que no se pueda defender.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com