Loading...

A través de las redes sociales se ha viralizado la denuncia del consumidor Yoni Mero, que grabó el pasado 28 de junio cuando un empleado tablajero del departamento de carnicería en la sucursal Lomas de Toreo de la cadena minorista Walmart, en el Distrito Federal, reetiquetaba una gran cantidad de paquetes con al menos 100 kilos de carne que ya estaba caducada.

El hombre que grabó muestra en dos videos el momento en que un empleado cambiaba las etiquetas de los cárnicos, con el fin de cumplir con la “garantía de frescura” que anuncia la cadena transnacional en sus productos recién empaquetados.

“Re etiquetan carne en Waltmart Lomas Toreo, el día de hoy 28 de junio del 2015, me encontré con esta lindura, favor de compartir para que se haga viral, no que frescura 200% PURAS MENTIRAS”, escribió Yoni Mero en su cuenta de la red social Facebook.

En el primer video se observa al trabajador reetiquetando y siendo cuestionado por el consumidor que le pregunta si esto lo hace todos los días.

-”Disculpe señor, le está cambiando las etiquetas a la carne”, cuestiona el consumidor.

-”Sí”, responde el empleado.

-¿Para qué le está cambiando las etiquetas”, preguna Mero.

-”Porque ya es otro día, por eso se le cambia las etiquetas. O sea que… que… ya es otro día, ya son las doce, ya corrió el otro día”, dice el empleado.

-”¿Y lo que hacen es para que tenga mayor caducidad la carne? ¿o qué?”, pregunta el comprador.

-”O sea que ese montón lo sacaron antes, ellos que entran en la noche, o sea en la tarde…”, asegura el tablajero.

-”Pues sí, pero yo veo que las etiquetas deben traer una caducidad ¿no?, si usted le cambia la caducidad, lo que está ampliando es la caducidad de la carne, ¿no?, cuestiona Yoni Mero.

-”Sí”, afirma el empleado de Wal-Mart.

-”O sea, porque esta dice que se empacó el 27 de junio y que caduca el 30. Y usted le va a cambiar la etiqueta al 28 de junio, y ya va a caducar el 31″, pregunta el hombre que continúa grabando.

-O sea, todo lo que usted ve es fresco, todo, no se puede sacar, este… aún este…”, recula el empleado.

-Pero ¿por qué le va a cambiar la etiqueta?, no lo entiendo. ¿Por qué no le deja esta etiqueta y ya?”, dice Mero.

-”Es que así es el procedimiento que debe de ser”, afirma el carnicero.

-”O sea ustedes aquí con esto le amplían la etiqueta un día más, y al día siguiente otra vez. ¿Y cuándo es que determinan que ya no sirve”.

-”No pues porque luego uno se da cuenta, que ya no… ora sí que (sic)”, dice el tablajero antes de que Mero vaya a buscar al gerente de la tienda.

En el segundo video difundido difundido por el consumidor, al no encontrarse en el establecimiento el gerente, aparece la subgerente de la tienda, Erika Mayén, quien asegura que la práctica de reetiquetar la carne está prohibida.

En la segunda grabación se observa cómo Mero y Mayén se dirigen al departamento de carnicería y allí, la subgerente de la tienda da la orden para que tiren la carne.

La subgerente dijo ignorar quién ordenó al empleado cambiar las etiquetas, sin embargo, cuando al tablajero lo volvió a cuestionar el consumidor, su mirada la dirigió a Mayén, lo que denotó quién había sido la responsable del hecho.

El consumidor amenazó en asistir a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), así como a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para que el hecho “escalara” de nivel.

SinEmbargo llamó al teléfono 01 55 5557 1133 que aparece en la página oficial de la cadena minorista y que corresponde a su sucursal ubicada en el Boulevard Manuel Avila Camacho no. 491, Col. Periodistas, Delegación Miguel Hidalgo, sin embargo, al momento de publicar esta nota no se había obtenido respuesta alguna.

En entrevista, Alejandro Calvillo del Poder del Consumidor, dijo que Cofepris y Profeco se ponen de acuerdo en una normatividad que indica el tiempo de vida de un producto.

“Si se esta reetiquetando pone en riesgo al consumidor, ya que existen medidas de sanitarias que evitan el daño a la salud. Alterar esto es poner en riego a los consumidores”, aseguró Calvillo.

“Es una práctica que no está haciendo el trabajador directamente, no es una mala conducta, o una mala atención, es una conducta de la empresa, el trabajador lo está haciendo porque la empresa lo está ordenando”, afirmó el director de El Poder del Consumidor.

OTROS CASOS

“Simplemente hagan un chequeo en las ventas y vean las cantidades y a q precio por kilo lo venden con la clavr de bistec arriero 2157 y molida especial 1032 cambian los presios a su gusto (sic)”, denunció otro usuario, Elias Cruz, en un video publicado el 13 de octubre del año pasado en la plataforma YouTube, bajo el título “Asco de carne molida en Walmart Jiutepec 5727″.

Otro ciudadano llamado Héctor Vega captó con la cámara de su teléfono móvil el momento en que personal de la sucursal de la tienda Chedarui en Coapa, cambiaba las fechas de caducidad en los productos marca SuKarne.

No obstante, la empresa aclaró por medio de un comunicado de prensa que en la grabación difundida se descontextualizó la labor de sus promotoras. “Comunicamos que dicha actividad se trata de la colocación de sensores de seguridad como parte de las estrategias para evitar robo de mercancías dentro de las tiendas de autoservicio”, informó en ese entonces SuKarne.

“La colocación de estos sensores tienen el objetivo de disminuir el robo hormiga, generando colaboración conjunta entre las tiendas de autoservicio, así como de diversas marcas de productos que se comercializan en éstas”, precisó en el comunicado.

Y agregó: “En todo momento SuKarne cuida la salud y el bienestar de sus consumidores. La empresa tiene el compromiso de lograr los más altos estándares de calidad, a través de su Sistema Integrado de Producción de Carne, con lo cual se garantiza inocuidad y seguridad en todos los productos”.

“El 21 de enero del 2015 fui a Chedraui Coapa, aproximadamente a las 14:00 horas y cuando me acerqué a los refrigeradores me encontré a esta señorita (que) le estaba cambiando la fecha de caducidad a unos paquetes de carne los cuales ya estaban caducados y son de la marca ‘SuKarne’”, escribió Vega en su cuenta de Facebook.

“Mientras yo hacía la primera filmación se paró cerca de mi un tipo que no alcancé a ver bien y le avisó que la filmaba, por lo que ella se voltea”, escribió el consumidor.

“Después de un relajo entre ellos regresé para poder comprobar que efectivamente cambió la fecha de caducidad de estos paquetes de carne”, informó en su video.

El denunciante señaló que tras leer sobre el tema encontró que cuando un alimento caduca, en especial los de origen animal, este puede ser dañino “e incluso mortal”.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com