Estaban más emparentados con los rinocerontes que con los caballos.

Desde las primeras épocas de la sociedad humana como la conocemos, han existido historias acerca de criaturas míticas y fantásticas; una de las más famosas versa acerca de los unicornios, caballos blancos (por lo general) de enorme belleza, con un cuerno en su frente. Bueno, gracias a un reciente descubrimiento, dichos animales pudieron haber existido, aunque no eran como los describen los relatos.

Investigadores de la Universidad Estatal de Tomsk, encontraron el craneo fosilizado de un “Unicornio Siberiano”, el cual, de acuerdo con los estudios realizados, era más robusto y grande que los caballos de leyenda; de hecho, tenía mucho mayor parentesco con los rinocerontes actuales que con los jamelgos, la diferencia es que su cuerno se localizaba en la frente y estaban cubiertos de pelo.

Antes de este hallazgo, ya había especulaciones acerca de su existencia, localizando su extinción hace 350 mil años; sin embargo, los restos apuntan a que ese espécimen en particular habría vivido hasta hace 29 mil años, lo que es todo un misterio para la comunidad científica.

Se espera que el craneo ayude a entender cuales fueron los factores que llevaron a la extinción a la especie (principalmente, lo referente al clima), así como el papel que jugó la migración para la supervivencia de esta muestra en específico.

Vía SDP

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com