Loading...

Para muchos fue una gran alegría saber que el festival Ultra en Miami no se cancelaba y continuaría invadiendo la playa con tres días de música electrónica a cargo de los mejores artistas de la escena. Sin embargo, al parecer la mayoría olvidaron cuál fue el motivo de la posible cancelación: la oficial de policía que resulto fuertemente herida al tratar de evitar que la gente se colara y que no ha sido capaz de volver a su trabajo.

Con una fractura de cráneo, la pierna rota y muchos otros huesos fracturados, Érica Mack, quien sólo cumplía con su deber el pasado mes de marzo, aún continúa en rehabilitación y junto a un grupo de abogados ha entregado a los organizadores del Ultra Music Festival una demanda por$10,000,000 de dólares, tras no haber recibido ayuda alguna por parte de ellos para su recuperación.

No sólo eso, Ultra ya ha respondido y no lo han hecho de la manera más amable:

Seguimos deseándole a la señorita Mack lo mejor y esperamos que haya tenido una completa rehabilitación, pero la queja que han llenado sus abogados no enuncia apropiadamente los hechos del desafortunado accidente.

No hay duda alguna que los organizadores del evento creen que el incidente fue causado por acciones ilegales de terceros, por lo tanto no se hacen responsables.

Se espera que a lo largo de este día Érica Mack realice nuevas declaraciones.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com