Loading...

Curiosamente, salía muy caro expedir billetes de esta denominación.

Si viviste en la década de los 90 en México, tal vez recordarás (con tristeza y enojo) que a mediados de la misma, en México, se dio una fuerte crisis y devaluación del peso que obligó a hacer unos ajustes a la denominación de las monedas y billetes que circulaban en ese momento. Lo que dio como resultado la llegada de nuevos billetes y monedas; entre ellos el de 10 pesos, el cual tenía a Emiliano Zapata como figura insigne.

Después de un tiempo, por alguna razón desconocida, dicho objeto dejo de circular sin previo aviso y sustituido por la moneda que todos conocen. ¿Por qué se tomó esta decisión? Pues, de manera un tanto irónica, la expedición de dicho material resultaba en un gran gasto de recursos.

Así es, debido a que en ese momento era el billete de menor denominación, este se ocupaba para gran parte de las transacciones; al estar hecho del papel moneda tradicional, se gastaba de manera muy rápida, por lo que se tenían que estar reponiendo de manera continua; en esos momentos no se contaba con la tecnología suficiente para mantener un flujo constante de billetes de 10 pesos; por lo que se optó por descontinuarlo.

Esa misma razón fue la que obligó al Banco de México a cambiar los billetes de 20 y 50, en papel moneda tradicional; por los actuales, que son de un polimero especial y que no se desgastan tan rápido.

http://www.tiempo.com.mx/_notas/c2308630

Comentarios