Loading...

Por querer aumentar su atractivo y mejorar su apariencia, Linda Pérez, decidió someterse a una cirugía de aumento de senos, a un precio inmejorable, pero no imaginó las consecuencias de tal decisión.

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

La joven decidió someterse a esta cirugía cuando tenía tan sólo 18 años, en agosto de 2013, ya que el precio por la intervención que ofrecía el Centro de Estética Coral Gables en Miami era el más bajo en el mercado, tan sólo dos mil 800 dólares, según el portal LetraRoja.

La joven que era madre de un niño que tiene 6 años en la actualidad, terminó en coma, luego de presentar dificultades para respirar y de que su ritmo cardiaco y presión arterial bajaran drásticamente en la operación, lo que le produjo un daño en el cerebro.

Dejó el centro inconsciente y fue trasladada al hospital donde estuvo en coma durante alrededor de tres meses, detalla UPCSOCL en línea.

Incluso Linda protagonizó un capítulo en Caso Cerrado:

Después se descubrió que el doctor que le administró la anestesia había estado preso y no tenía  licencia médica por declararse culpable por la venta ilegal píldoras en internet en 2012.

La madre de Linda Pérez espera obtener justicia para su hija algún día, y espera que la historia de su hija sirva como una advertencia para otras mujeres para que piensen mejor antes de someterse a una cirugía estética.

foto: internet
foto: internet

“Les digo a hijas y madres que se lo piensen antes de ir a esas clínicas, porque nunca se sabe cómo van a salir. Sólo deben aceptar lo que tienen de forma natural”, dijo.

La familia demandó a la clínica que sólo les dio una pequeña cantidad de dinero como indemnización, pues el lugar no estaba asegurado. El anestesista, el Dr. Mario Alberto Diaz, sólo tenía una cobertura mínima, de acuerdo con Mark Eiglarsh, el abogado.

Por esta razón, el abogado creó una página  GoFundMe para ayudar a la familia con los altos gastos médicos que necesita Linda que ahora es incapaz de caminar, comer, bañarse o ir al baño sin ayuda.

12

Y es que la terapia y el tratamiento médico que necesita la chica cuesta millones de dólares.

Pese a todo esto, el doctor sigue con su licencia para ejercer medicina activa en el estado de Florida en EE.UU. según informa elsitio oficial del departamento médico estatal.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com