Loading...

Aseguran que para combatir los bajos salarios han tenido que prostituirse con los pilotos.

Durante el vuelo las sobrecargos atienden a los pasajeros con una sonrisa, hacen que el viaje sea más agradable y son parte del inicio de unas buenas vacaciones. Sin embargo, algunas de ellas enfrentan una realidad complicada.

De acuerdo con un artículo del dailymail.co.uk, un grupo de sobrecargos japonesas declaró a un periódico nipón que debido a la caída de sus sueldos durante los últimos años se han visto en la necesidad de obtener más recursos prostituyéndose.

El diario británico informó que las jóvenes, que prefirieron permanecer en el anonimato, aseguraron que las menores de 30 años pueden llegar a cobrar las tarifas más elevadas, de entre 300 y 450 libras, por 90 minutos. Es decir, entre 6 mil 600 y 10 mil pesos, aproximadamente.

En Japón convertirse en una sobrecargo o soochoowadesu es considerado como un sueño hecho realidad por muchas mujeres, decenas de miles solicitan el empleo en las aerolíneas más importantes del país.

La realidad, sin embargo, es una paga pobre, largas horas de trabajo y, de acuerdo con el Ministerio de Salud Trabajo y Bienestar, los salarios para las sobrecargos japonesas se han desplomado considerablemente en la última década. Pasaron de 28 mil libras en 2004 a 22 mil libras en 2013 (623 mil pesos a 490 mil pesos aproximadamente).

Las entrevistadas dijeron que aquellas que están dispuestas a prostituirse pasan sus datos a una sobrecargo de mayor rango, la cual que funge como proxeneta. Además, los pilotos usan señales especiales para comunicar que están interesados y cuánto pagarían.

Comentarios