Soy un hombre de 26 años viviendo en Los Ángeles. Es viernes por la tarde, quiero salir a un bar y con suerte conocer a alguien. Pero podría simplemente entrar a alguna de las aplicaciones populares de citas como Tinder o Happn y buscar a alguien ahí.

Sí, soy un millennial y entendemos que las citas son geniales –alguien con quien hablar, reír y crear una conexión– pero eso también significa hacer una inversión de tiempo, esfuerzo y dinero. ¿Por qué trabajar tanto si puedes conseguir sexo casual fácilmente?

       Los hombres millennial se caracterizan por tener relaciones casuales y sólo buscar sexo sin ataduras. Es fácil, divertido y no requiere de demasiado esfuerzo: Tinder, invitar a salir, Netflix & Chill y eso es todo.

Pero el sexo es cosa de dos. Así que, ¿las mujeres millennial están más dispuestas a tener sexo que otras, o simplemente sucede que las apps han facilitado el proceso y las mujeres siempre han sido iguales? Es posible que las aplicaciones de citas hayan empoderado a las mujeres, haciendo del sexo casual un tema de igualdad.

La monogamia ya no es la clave del sexo, tener relaciones casuales es la nueva norma. “El sexo antes del matrimonio se ha reemplazado con sexo antes de salir”, dice April Masini, autora y experta en relaciones –y la mente detrás de AskApril.com. La tecnología ha hecho que tener sexo sea más fácil. Si sabes usar estas aplicaciones y conoces las reglas del juego “puedes tener sexo con un extraño cada noche por el resto de tu vida”, dice April.

Jon Birger, autor de Date-Onomics: How Dating Became a Lopsided Numbers Game, no está de acuerdo con la noción de que Tinder sea “responsable por la cultura del sexo casual”, él considera esta visión como simplista. “Tinder sólo magnifica el hecho de que la cultura del sexo casual existe y brinda un camino más sencillo para conseguirlo, es todo”.

Las aplicaciones de citas están basadas en la gratificación instantánea. “Al usar apps de citas es más fácil quedarse atrapado en la parte sexual de las relaciones, olvidando la parte romántica”, dice Laurie F. Berzack, dueña de Carolinas Matchmaker. Esencialmente se reduce a: eres atractivo, deslizar hacia la derecha; no lo eres, hacerlo hacia la izquierda.

Lo hemos escuchado antes, los hombres sólo quieren sexo. Pero “muchas mujeres lo disfrutan tanto como ellos, el sexo casual es sólo una forma de cubrir una necesidad física”, dice Suzie, de Single Dating Diva.

Las mujeres están teniendo más sexo y menos expectativas de compromisos a largo plazo. Más del 25% de las mujeres jóvenes reporta tener sexo en la primera semana cuando salen con alguien. No se trata de que las mujeres tarden poco o mucho en ceder, se trata del simple hecho de que quieren lo mismo que los hombres.

“Las mujeres lo están haciendo con más frecuencia y eso es algo positivo, están tomando control de sus vidas –no hay nada malo con cubrir tus necesidades”, dice Sameera Sullivan, CEO de Lasting Connections y experta en relaciones.

Y, aunque el sexo casual no es algo que el experto en relaciones Daniel Amis recomiende a sus clientes, cree que puede traer beneficios en algunos casos. “Pueden obtener más confianza y experiencia, descubriendo lo que les gusta”.

Las aplicaciones de citas promueven las generalizaciones sobre los millennials. Les dan una mala reputación. Pero el hecho de que exista esta cultura no significa que todos los adultos jóvenes estén de acuerdo o quieran experimentar con esto.

Soy un hombre de 26 años en Los Ángeles y me doy cuenta de que, a pesar de que conseguir múltiples parejas a través de apps puede ser emocionante para algunas personas, ya no lo es para mí. Sí, disfruté algunas veces con ello, pero me cansé rápidamente. Estoy listo para salir con chicas a la usanza antigua, quiero encontrar una pareja, construir una conexión y enamorarme de verdad.

 

TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES:

Esto es lo que realmente quieren mujeres y hombres en la primera cita,
mira las estadísticas

Imagen foto_00000001

Vía Nueva Mujer

 

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com