Loading...

La noche del martes 6 de junio, Selena Gomez y su novio, The Weeknd, salieron en plan de cena romántica. La noche era perfecta y ambos optaron por llevar atuendos de color negro, con algunos accesorios platinados que daban brillo a sus geniales outfitsSin embargo, el vestido asimétrico que eligió Selena para destacar sus curvas terminó por traicionarla, enseñándonos más de la cuenta.

El vestido era precioso, pero Selena no sospechó que al abordarla los paparazzis, con sus luces y destellos de flash, el vestido se iba a tornar translúcido, exponiéndola en las fotos.

La transparencia dejó al descubierto sus pechos, y ella no parecía darse por enterada.

Lo malo fue que el ingrato vestido no solo la traicionó adelante… 

Sino también atrás: y fue más obvio al intentar subirse al vehículo para regresar a casa…

Y, a decir verdad, The Weeknd se mostró naturalmente despreocupado con el asunto.

Comentarios