Loading...

Muchas veces en los llamados “antros” (bares o centros nocturnos), las personas sufren diversos tipos de discriminación, que van desde negar la entrada por la forma de vestir hasta condicionar una mesa por un consumo mínimo.

Por ello, la Procuraduría Federal de Consumidor (Profeco) ha publicado los derechos que tienen los consumidores al asistir a estos establecimientos, aquí te los presentamos.

1. Los “antros” como cualquier otro establecimiento están obligados a tratar al cliente con respeto y ofrecerle un servicio de calidad y con apego a la ley.

1

2. No pueden seleccionar a la gente, porque es discriminación. La Ley Federal de Protección al Consumidor en su artículo 58 establece: “El proveedor de bienes, productos o servicios no podrá negarlos o condicionarlos al consumidor por razones de género, nacionalidad, étnicas, preferencia sexual, religiosas o cualquier otra particularidad”.

12

También señala esta ley que los proveedores de servicios no podrán seleccionar a la clientela, reservar el derecho de admisión ni excluir a personas con discapacidad, salvo por causas que afecten la seguridad o tranquilidad del establecimiento y a sus clientes.

3. Los “antros” no pueden condicionar mesa por botella. De acuerdo con la Profeco la mesa forma parte indispensable del servicio, por lo que estos establecimientos no pueden condicionarla por determinada cantidad de alcohol.

11

4. Los precios deben estar a la vista o en la carta. La exhibición de precios aplica a todos los productos que se vendan en el antro, incluyendo bebidas alcohólicas por botella o por copa, refrescos, jugos, agua embotellada, cajetillas de cigarros, así como el costo de cada platillo o botana, además de los servicios de guardarropa y estacionamiento con el precio por hora y fracción.

122

5. No pueden obligarte a un consumo mínimo. La Profeco es muy enfática en este punto, pues asegura que tú eres la única persona que puede decidir cuánto alcohol habrás de consumir.

111

6. No pueden exigirte propina, ya que es voluntaria. Muchos establecimientos aprovechan la euforia de sus clientes para incluir la propina como un concepto más de la cuenta. Sin embargo, este concepto es una gratificación voluntaria que se da a cambio de un buen servicio

123

Si eres víctima de cualquier abuso en este u otro tipo de establecimiento no dudee en acudir a la delegación de Profeco más cercana a tu domicilio para exponer tu queja.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com