Loading...

Una mujer japonesa fue perdiendo estrógeno, hormona sexual femenina, lo que le causó una extraña condición.

Un caso inaudito se presentó en Japón cuando una mujer de la tercera edad acudió al ginecólogo por una molestia vaginal y descubrió que los labios inferiores de su vagina estaban “sellados”.

La señora no tenía problemas para orinar pero reportó que tardaba mucho en hacer del baño y tras una revisión se descartó alguna enfermedad o daños por su último parto. De hecho, los doctores hallaron que la causa era una larga ausencia de vida sexual, según informa Soy Carmín.

Se trata, por supuesto, de una experiencia bastante extraña, pues de acuerdo con el ginecólogo Élvio Floresti, con los años las paredes vaginales tienden a debilitarse pero no a cerrarse por completo. Ello, debido a la  falta de estrógeno en el cuerpo, la hormona con fines de reproducción.

Comentarios