Loading...

América es un equipo tan pretencioso y pedante que uno de sus principales lemas publicitarios es: “Ódiame más”. Y sí, un club como éste sólo puede despertar odio o amor. Aquí, las razones para odiar aún más a las Águilas.

1. Porque compran árbitros

El equipo americanista ha forjado varios episodios de su historia con los rumores de comprar a los árbitros en partidos clave. Como aquella Final de 1985 entre las Águilas y los Pumas, donde el silbante Joaquín Urrea no marcó una pena máxima a los felinos. Incluso existe la broma de que en su escudo las iniciales C.A eso significan: Compra Árbitros.

2. Porque roban el talento de otros equipos para echarlos a perder

Como América se caracteriza por comprar jugadores más que producirlos, es clásico de ellos ver a un jovencito brillante o incluso a una estrella destacada y a base de billetazos llevarlo a sus filas. Lo malo es que, salvo algunas excepciones, estos jugadores casi nunca funcionan y son echados a perder.

3. Por Cuauhtémoc Blanco

Ningún otro jugador de los últimos años es tan representativo del americanismo como el “Divo de Tepito”, Cuauhtémoc Blanco. Al igual que las Águilas, el “Temo” despierta pasiones, amor u odio. Es el clásico hombre de barrio vuelto millonario con todo y mal gusto que los americanistas idolatran y los rivales detestan con odio jarocho.

4. Porque pertenece a Televisa

La empresa televisiva siempre está detrás de su equipo. Lo alaba, lo enaltece, lo adula a la menor provocación y utiliza todo su poderío para promoverlo y maximizar cualquier triunfo y minimizar sus crisis. No son nada objetivos. Por cierto, si hay un americanista de Televisa que a todos cae mal por ser un “porrista” más, ése es Raúl Sarmiento.

5. Porque son los ‘millonetas’

Aunque ahora muchos de los equipos tienen gran poder económico, América siempre fue la institución que no escatimaba en dinero para contratar a los jugadores que quería. Algunos eran buenos, otros resultaron un fraude, pero las Águilas siempre tenían la chequera abierta para cumplirse sus caprichos.

6. Porque le ganaron la final al Cruz Azul

Nadie que haya visto el partido de la final entre América y Cruz Azul olvidará cómo las Águilas estaban en la lona y sus aficionados chillando, enojados y ardidos porque estaban perdiendo ante la Máquina. Sin embargo, todo esto se volteó y fueron los cementeros los que lloraron, se ardieron y se enojaron. Y lo que es peor, ahora nadie aguanta a los americanistas porque hace poco que fueron campeones. Y si esto fuera poco, van viento en popa en lo que va de este torneo. Ahí sí, ni quién los aguante.

7. Por Chayanne

Durante años tuvimos que chutarnnos esa horrorosa canción que canta Chayanne y que se convirtió en el himno de las Águilas: “Fiesta en América, fiesta en América”. Horror.

Vía Chilango

Comentarios