Loading...

La variedad en el sexo propicia que la relación de pareja no sucumba ante la rutina, y permite que la comunicación entre ambos se enriquezca gracias al entendimiento que deriva de la búsqueda del mutuo placer. La vida sexual se puede aderezar de distintas formas, alejándose de las prácticas comunes y permitiendo explorarse a través del cuerpo.

A continuación presentamos algunas posturas sexuales consideradas especialmente difíciles, pero sumamente placenteras:

El triángulo del amor

triangulo


Esta posición propicia una estimulación genital más directa, así como una penetración más profunda y cuyo control recae en el hombre. Para llevarla a cabo es necesario que la mujer se recueste boca arriba; posteriormente debe elevar una pierna en línea recta a 90 grados con respecto a la superficie en que se encuentra recostada, la otra pierna la debe separar hacia un costado para permitir que el hombre se coloque entre ambas piernas.

El barco

el barco

Con esta posición, el control de la intensidad de los movimientos recae en la mujer, quien debe realizar un cierto grado de esfuerzo y resistencia. El hombre debe recostarse para permitir que la mujer se siente sobre su pene, ella, colocada con ambas piernas hacia un costado de su pareja, se deberá apoyar en sus brazos para controlar el movimiento de su cuerpo.

Pierna en alto

pierna en alto

Con esta posición es posible mantener un contacto visual constante, lo que propicia un mayor grado de excitación. Para realizar esta posición la mujer debe tener un alto grado de flexibilidad. Ambos deben estar de pie y frente a frente, el hombre debe tomar a la mujer por la cintura para darle mayor estabilidad al momento en que ella levante una pierna y la coloque sobre el pecho del hombre, en la misma dirección en que se encuentra su cuerpo.

La V erótica

la v erotica

Para realizar esta posición es necesario contar con una superficie elevada como un escritorio o una mesa, para que la mujer se siente sobre ésta, el hombre se coloca de frente a ella estando de pie a manera que la zona genital de ambos se encuentre a la misma altura. La mujer debe elevar ambas piernas a manera que éstas se apoyen en los hombros del hombre.

El remolcador

remolcador

Para esta posición es necesario que el hombre se siente para permitir, posteriormente, que la mujer haga lo propio sobre su pene y coloque sus piernas por detrás de él. El hombre deja caer su cuerpo de espaldas e inmediatamente la mujer hace lo mismo para quedar ambos con la cabeza en los extremos opuestos mientras mantienen enlazadas sus manos para controlar sus movimientos.

El helicóptero

helicoptero

Para esta posición es posible comenzar realizando la clásica postura del misionero, la mujer recostada sobre su espalda; una vez que se lleva a cabo la penetración, el hombre comienza a girar sobre su eje sin dejar de penetrar a la mujer.

El limbo

limbo

Para realizar esta posición el hombre debe estar sentado sobre una silla que sea estable, a continuación la mujer se sienta sobre él levantando las piernas hasta colocarlas sobre sus hombros mientras se lleva a cabo la penetración.

Las tijeras

tijeras

En una superficie elevada, la mujer se debe recostar boca arriba; el hombre, colocado de pie frente a ella, la penetra mientras ella mantiene elevadas sus piernas cruzadas entre sí a manera que el hombre las tome entre sus manos para ayudarla a mantener esta postura.

Vía Cultura Colectiva

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com