Loading...

Una mujer de Monterrey, identificada bajo el nombre de Sandra, acudió al restaurante chino “Hong Fai”, ubicado en una plaza comercial de San Agustin, Nuevo León. Cuando la mujer probó, lo que supuestamente era pollo, notó que la carne tenía una textura anormal. Después de probar y probar, se dio cuenta que definitivamente no era pollo, y comenzó a escudriñar a fondo el platillo. Cuál sería su sorpresa al descubrir una especie de pata, muy parecida a la de un gato, y que por si fuera poco, aún conservaba la uña.

Cuando por fin salió de su asombro, y confirmó que definitivamente no era pollo, sino una pata de gato, inmediatamente se acercó al local para localizar al gerente, quien de acuerdo con la comensal, tardó una hora en llegar, para atender el asunto. Obviamente el gerente lo negó todo, e incluso intento quitarle la pata de gato, para que no denunciase ante las autoridades su ‘metida de pata’.

Después de mucho discutir, una empleada le arrebató la pata del animal y la arrojó al bote de la basura, por lo que Sandra decidió compartir en facebook la imagen de la pata, así como del local. La mujer ya contactó con las autoridades competentes de Monterrey, pero al parecer, ninguna quiso atender el problema.

5670ace79ff59

El restaurante chino, Hong Fai, ubicado en un centro comercial de San Agustin, Nuevo León

Fuente: Multimedios

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com