Loading...

Quien esté libre de pecado, que arroje la primera piedra. Los hombres también son seres vulnerables que están ansiosos por oír que las mujeres concuerdan con lo que ellos piensan o bien, quieren sentir apoyo cuando algo en ellos no va bien. Es por eso que les encanta escuchar estas mentiras.

Mal que bien, son sólo elevadores del ego que los hace olvidar por un momento sus frustraciones, miedos, faltas y carencias. Aquí van.

No importa lo que haga o a qué se dedica, todo hombre quiere sentir que es el mejor en lo que hace porque el chip de las competencias está siempre activo en ellos. Un hombre se siente más halagado si alaban su brillantez en vez de su belleza física.

¡Esas amigas!, como hombre racional que eres debes saber que la personalidad de tu mujer sufre una enorme transformación cuando está con sus amigas. Al igual que tú, ella se desinhibe, habla de sus intimidades, baila escandalosamente y hasta se va de strippers o cosas más fuertes, ya que ellas son su círculo de mayor confianza.

No y mil veces no, cuando un hombre es exitoso profesional o financieramente hablando, toda mujer piensa interiormente que se debe a que la tiene a ella que lo hace sacar lo mejor de sí mismo y lograr todos sus objetivos. La mujer toma siempre los méritos de una familia porque se siente la base de ella, el lazo más fuerte que hace la unión.

El dinero es un tema de preocupación para los hombres, así que ser aceptados pese a no tenerlo es algo que les cuesta trabajo creer. Es verdad que puede haber amor sin dinero, pero de que dure mucho tiempo, no está muy segura la ciencia hoy en día.

Además a una mujer le gusta comprar por naturaleza.

¡Ay por favor!, en el supuesto caso de que sea una experta en camas, lo que le haría asegurar que tú eres el mejor amante que haya tenido, no te puedes tragar ese cuento. Pero se siente bien que lo diga, ¿no?.

¿Te pide que le abras las latas antes de intentarlo ella misma?, sólo está tratando de hacerte sentir bien, de levantarte el ego, ya que ella con un abrelatas podría si quisiera hacerlo. Porque ojo, las mujeres son más débiles en cuanto a la fuerza física, eso ni dudarlo.

O dicho de otra manera: “no pienso ni me acuesto con otro”. Esa es una de las mentiras que más les gusta escuchar a los hombres ya que ellos quieren sentir que son el macho Alfa en cualquier lugar al que van.

La verdad es que para las mujeres sí importa aunque no es algo exclusivo en la mayoría de los casos. El tamaño de tu pene podría causarte problemas emocionales a tí pero a ella le causa problemas físicos, ya que es ella quien tiene el nido donde ha de estar ese pajarito.

Si por casualidad del destino le abriste la puerta un día o le llevaste una rosa, ella dirá que eres todo un caballero para motivarte a que tengas ese tipo de detalles más seguido, porque no eres un caballero, los caballeros se comportan como tal ante todas las mujeres, no sólo ante la que se quieren llevar a la cama. Ojo.

Eso debes traducirlo a un “no te puedo cambiar por nadie porque todavía no encuentro a alguien mejor”. Así de simple.

Eso le pasa a todo mundo.

Ese eterno trauma de los hombres con el control de las relaciones, adivinen qué, también lo tienen las mujeres, especialmente si su pareja no es dócil. Ellas quieren probarse que son capaces de someter y en ocasiones usan frases como éstas para hacer que el otro haga lo que ellas quieren. Psicología inversa.

Es totalmente ilógico pensar que nadie más que tú le puedes atraer habiendo tantos millones de personas ahí afuera. Suena absurdo pero a los hombres les tranquiliza pensar que es así, nimodos.

Es como si un hombre dijera que le encantan los bolsos, el maquillaje y la ropa. El hombre quiere ser el más diestro físicamente y la mujer la más bella, así de sencillo.

Sus competencias son distintas, aunque con eso no negamos que haya una minoría de mujeres que les gustan los deportes, ni una minoría de hombres a los que les gustan los estilismos.

Todo hombre siente preocupación sobre si su mujer quiere estar en la cama con otros y lo pregunta inocentemente. En verdad, ¿qué mujer te dirá que sí?, ninguna.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com