Loading...

Ir a por el beso y cómo haces tus movimientos para ir a por el, dice más sobre ti que otra cosa que pueda salir fuera de tu boca durante la noche entera. Una mujer siempre estará leyendo entre líneas cuando está contigo. Y ciertas características del tipo de hombre que eres ser revelarán en tu intento de besarla.

¿Que puede saber una mujer?

Si eres un líder o un sumiso, si eres tímido, si tienes experiencia en este terreno, si tienes inteligencia social, si entiendes a las mujeres o por el contrario si te asustan las mujeres…

Estas son pequeñas cosas que una mujer aprenderá instantáneamente sobre ti en el minuto que vas a por el beso. Y desafortunadamente la mayoría de los hombres estropean todo haciendo uno de toda la variedad de errores comunes.

De todos modos no es imposible recuperarse de estos errores, pero la impresión que tu dejas en la mujer va a ser mucho mejor si evitas realizarlos.

En este artículo explicamos qué errores no cometer cuando quieres besar a una chica de la mano de Álvaro Reyes, un famoso Youtuber, que demuestra día a día como funciona su método consiguiendo a chicas de increíbles.

Los 5 peores errores cuando quieres besar a una chica

1. Ir por el beso muy rápido

Aunque yo siempre avisaré al chico que es preferible ir a por el beso muy pronto que muy tarde, ya que te respetará más la otra persona y estarás marcando el camino.

La mayoría de las mujeres actualmente tiene fijado un tiempo en su mente de cuanto tiempo necesitan salir con el chico antes de que las besen. Y a veces una mujer desea besar al hombre en mitad de la cita, pero se resistirá a pesar de lo que desee porque no quiere ser incongruente con lo que piensa.

Las mujeres establecen ese tiempo para evitar parecer fáciles a los hombres, sus amigos o incluso a ellas mismas. Así que si estás sintiendo muchas ganas por besarla tienes que prestar atención de en qué momento emocional se encuentra, porque muchas veces tratamos de besar a una mujer cuando esta aún no se encuentra atraída por nosotros y es un gran error puesto que el beso en estas situaciones nunca va a ocurrir.

2.  No volver a intentarlo después de un primer rechazo

Como he comentado, muchas veces una mujer quiere besar a un hombre… pero simplemente no lo hace porque no siente que sea el momento. Y a veces estas mujeres girarán su mejilla (nos harán la llamada “cobra”) o te empujarán hacia atrás cuando vayas a por ese beso.

La mayoría de los hombres se comportan como niños llegados a este punto. Están tan avergonzados por el rechazo que se pasan todo el resto de la noche hablando de tonterías y no vuelven a intentar el beso otra vez.

Esto lleva a la mujer a un estado de decepción porque lo que está mostrando el hombre es que es muy inseguro y no puede manejar pequeños obstáculos. Si sientes una verdadera conexión con una mujer y ella te está enviando señales… no dejes que un pequeño rechazo te impida volver a intentar besarla.

Simplemente el hecho de intentar besarla otra vez después de rechazarte, te hace parecer un hombre confiado y diferente de otro hombres que han huido con el rabo entre las piernas cuando los pequeños problemas aparecieron.
Y ATENCIÓN, no estoy diciendo que si te rechaza inmediatamente vayas a volver a besarla. Me refiero a que cuando me rechace, no me vea afectado por este rechazo, continúe hablando con ella como si no hubiera ocurrido nada y más tarde cuando vea que el interés mutuo sigue creciendo, volveré a intentar besarla.

3.  No tocar antes de besarla

Una mujer generalmente necesita algo de estimulación para que surja el momento del beso. De hecho, ir anticipándolo (o creando ese momento) es más importante que el hecho de dar el beso directamente.

Y muchos hombres se saltan este paso. Y esto fastidia a las mujeres. Incluso a veces les molesta tanto que ellas no vuelven a besar al chico simplemente por no tener las habilidades necesarias para hacerlo correctamente y hacerlo de una manera suave y dulce.

La mejor manera de ir creando el momento del beso y hacerle saber que este momento está llegando es irla tocando cada vez más y más de una manera progresiva siempre y cuando ella se deje y no se ponga a la defensiva. Tocar puede comenzar por tocarle ligeramente el codo mientras hablas con ella, poner su mano alrededor de su espalda, cogerla de la mano mientras caminas con ella… pero tiene que empezar.

Una vez que percibes que la mujer esta completamente cómoda con tu contacto físico… puedes estar seguro de que ella está lista para ser besada.

4.  Preguntar si está lista para ser besada

Si, muchos hombres sienten que deben pedirle permiso a la mujer para besarla y estos hombres van a esperar hasta que la mujer les diga que está lista para ser besada.

Esto NO es lo que una mujer quiere.

Si, una mujer quiere saber que este momento está llegando… pero no con palabras. Ella quiere saber que está llegando porque la has empezado a tocar más, porque te has quedado mirándo a los ojos más tiempo de lo habitual, porque nuestra comunicación es mucho más lenta y sexy y porque ella está empezando a notar un hormigueo en la espalda y a fantasear con ese momento.

Cuando tu preguntas a una mujer si quiere que la beses, la estás subcomunicando tu inseguridad para tomar decisiones. Y las mujeres adoran a los hombres independientes y que saben tomar decisiones en los momentos correctos.

5. Esperar el momento perfecto

Los hombres que cometen este error no suelen ser inseguros como los chicos que dejan escapar el momento. Pero estos chicos han sido programados por comedias románticas en las que se promueve la idea de que hay un momento perfecto para dar el primer beso.

Ellos piensan que no pueden dar el primer beso en un bar, en público o en su coche. De vez en cuando piensan que el tiempo apropiado para dar el primer beso en en la última parte de la noche.
Y es que no hay tiempo perfecto para el primer beso.

Tienes que besar a la chica cuando sientes que los dos estáis sintiendo una conexión y atracción. He dado mis mejores primeros besos en los lugares más inadecuados. El hecho es que cuando más espontáneo es el beso, la mujer te verá como más atractivo, divertido y espontáneo.

Extra:  Malinterpretar su simpatía con interés

Poca gente sabe diferenciar esto. Seguro que hemos estado saliendo con una chica que es extremadamente simpática con nosotros y en nuestra desesperada búsqueda por conseguir sexo, no convencemos a nosotros mismos de que esta atraída sexualmente a nosotros.

Y aunque la mujer no nos esté dando signos de interés como tocarnos, mirarnos a los ojos, estar nerviosa o decirnos cosas que nos permitan llegar a creer que ella quiere besarnos, nosotros pensamos “Si es tan simpática es porque le gusto”.

Y si, es simpática.

De hecho es una chica muy simpática y educada. Y probablemente no siente nerviosismo ni tensión porque te ve como un chico que no le asusta.

Y ese es el peor chico que puedes llegar a ser. El chico que ha caído en la FRIENDZONE.

 

 

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com