Loading...

La marihuana ha sido demonizada históricamente por las voces del poder o del conservadurismo, quienes por omisión, ignorancia o por razones incluso económicas, han preferido invalidar sus propiedades medicinales o simplemente, las bondades de su consumo recreativo.

A continuación te dejamos algunos maravillosos beneficios que proporciona esta “plantita sagrada” y que han sido el resultado de investigaciones de diversos centros de estudio en el mundo.

Los que consumen marihuana son menos obesos.

Un estudio realizado por The Atlantic, obtuvo como resultado el hecho de las personas consumidoras de cannabis tenían menos índices de obesidad que las que no lo hacían. Con esto no es que se promueva el consumo con fines dietéticos, sino que resulta un factor tremendamente particular el resultado de esa investigación.

Aumento en la capacidad pulmonar.

El consumo de cannabis en pequeñas dosis (según un estudio, unas 3 a 4 veces al mes) aumentaría la capacidad pulmonar del individuo. Incluso, este consumo no causaría daños a corto ni a largo plazo.

Disminución de síntomas de la Hepatitis-C.

Se ha comprobado que las molestias asociadas a la terrible Hepatitis-C, cuyos tratamientos son casi tan malditos como la propia enfermedad -según quienes la han padecido-, con el consumo moderado de marihuana han obtenido buenos resultados en la mitigación de los malestares que conlleva este mal.

Prevención de ataques de epilepsia

El consumo de cannabis, debido a la presencia de psicoactivos, logra importantes efectos anticonvulsionantes en quienes la consumen, por lo tanto, aquellas personas que padezcan de epilepsia verían efectos tremendamente positivos en la prevención de posibles ataques producto de esta enfermedad.

Cáncer.

Investigaciones recientes señalan dos importantes beneficios que se obtendrían producto del consumo moderado de esta planta. El primero dice relación con el fascinante hecho de que la cannabis eliminaría células cancerígenas presentes en diferentes enfermos de cáncer -en pacientes con leucemia, principalmente-; y en segundo lugar, apuntes clínicos señalan que pacientes con cáncer resisten de mejor manera los agresivos tratamientos convencionales de esta enfermedad, como por ejemplo, la quimioterapia.

Ayuda en el tratamiento contra la dependencia de drogas duras.

Lo que produce el consumo de marihuana a la hora de ayudar en el tratamiento contra drogas duras como la cocaína, es que los psicoativos de la cannabis “engañan” a los receptores que se encuentran en el cerebro generando una sensación de satisfacción, lo que anula las molestas sensaciones que provoca el síndrome de abstinencia en estos tratamientos.

Mejora en capacidad creativa.

En este punto hay dos variables que son las que se obtienen con el consumo de la cannabis: el primero dice relación con que las capacidades creativas aumentan con el THC ya que este “abriría” ciertas líneas de pensamiento en nuestra corteza cerebral y que se concretan, por ejemplo, en nuestra capacidad de asociatividad. Y en segundo término, la marihuana estimula la generación de dopamina, lo que se cristaliza en una sensación de bienestar y en una mayor capacidad de diálogo.

Tratamiento del Síndrome de estrés postraumático.

Para quienes padecen de este lamentable síndrome, la marihuana resulta una sustancia beneficiosa en cuanto a que este psicoactivo genera pequeños baches en la memoria, logrando con esto calmar la ansiedad y los traumas vividos por quien lo padece.

Mitiga el dolor de la esclerosis múltiple

Los potentes inhibidores del dolor presentes en la cannabis, permiten mitigar en muchos pacientes los terribles sufrimientos a los que se ven sometidos quienes sufren de la esclerosis múltiples.

Calma los dolores de cabeza

La marihuana opera como un eficaz análgesico en muchos casos de migraña o de fuertes dolores de cabeza, debido a que el THC y la anandamida funcionan como antiinflamatorios y mitigadores del dolor.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com