Loading...

A través de redes sociales un empleado de la Bodega Aurrera denunció a un sujeto que tras robarse unos chocolates fingió un ataque al ser descubierto.

En las imágenes se puede ver que en vez de aceptar su culpa, el ladrón no dice nada sino que se comienza a “convulsionar”, “Ah, a mí también me da toques. Nada más saque lo que trae en la espalda, por favor”, se dirigió un empleado al señor que “sufría un ataque”

Mientras que estaba siendo grabado, al sujeto poco a poco se le salieron los productos que había robado. Luego de su espectáculo, las autoridades se lo llevaron y en redes sociales fue bautizado como “Lord Ataques”.

Comentarios