Loading...

Por lo general, las parejas viven su momento más placentero cuando tienen relaciones sexuales, aunque algunas veces estos momentos son interrumpidos por imprevistos que, tal vez, se pueden evitar.

Las comidas o alimentos suelen ser causantes de estas interrupciones. Para ello, se elaboró un listado de lo que puedes comer y lo que no antes de tener sexo con tu pareja.

Lo permitido

Chocolate: nunca va a caer mal, no solo porque funciona como afrodisíaco, sino también porque la feniletilamina que posee genera liberación de dopamina, el compuesto químico que produce el cerebro cuando se tiene un orgasmo.

Vino: el buen vino se convierte en cómplice de una noche de placer, aunque siempre tomando con moderación, sin caer en excesos. El consumo del vino permite relajar las paredes arteriales  y ayuda a dejar la timidez.

Plátanos: Aunque se recomienda solo comer uno, el potasio que contiene ayuda a potenciar la energía de la persona para una mayor actividad física. Por otra parte, incrementa el apetito sexual.

Lo prohibido

Mariscos: Aunque para muchos sirven como potentes afrodisíacos, se corre el peligro que quede un fuerte aliento que desanime a la otra persona, convirtiendo los besos de la intimidad en una odisea.

Ajos y cebolla: Las comidas que contienen estos ingredientes suelen dejar un fuerte olor que disgustan a la otra persona, pese a los caramelos de limón que puede uno comprar para contrarrestar.

Chicles: Muchas veces, creemos que con un chicle se puede tener el aliento fresco, pero hay que tener en cuenta que pueden producir gases. Si se quiere un mejor aliento, lo mejor es un caramelo mentolado.

Vía La República

Comentarios