Loading...

La rusa Eleonora Verbitskaya se llevo un trago amardo después de ser despedida de la empresa en la que trabajaba. La razón…”era demasiado sexy”.

Resulta que la joven se ganaba un dinero “extra” amenizando fiestas como DJ, algo que a sus jefes no les hizo ninguna gracia, ya que las actuaciones de Ellis Sexton, como se hacia llamar, eran demasiado subidas de tono.

Después de ser despedida, Verbitskaya hizo publica su intención de denunciar a la empresa ya que la acción es improcedente. En ese sentido, su abogado confirmó al sitio de noticias “Daily Mail”, que efectivamente a los jefes les pareció “demasiado sexy”.

 

 

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com