Loading...

Para muchas personas ser “amigos con derecho” es lo ideal, se ahorran los celos, las traiciones y toda la ansiedad que una relación de pareja puede generar, pero no se privan del sexo.

Si es tu caso y no quieres perder esos derechos sobre esa persona, toma en cuenta los siguientes planteamientos, el sitio www.peru.com propone 8 reglas para no perder la relación.

En ningún apartado del contrato dice: “amor”.

No hagas un vínculo afectivo con tu amigovio (a), podrías enamorarte y es lo último que necesitan. Mantente emocionalmente distante, puedes hablar de sentimientos pero cuando sientas que hay algo más que atracción entre ustedes, es momento de volar.

Sólo es sexo.

Por insensible que te parezca esa idea recuerda que están juntos sólo por el beneficio del sexo que supone para ambos.

En el momento que dejen de sentirse sexualmente atraídos el uno por el otro, los derechos podrían terminarse.

No busques algo que jamás te ofreció.

Si lo que buscas es una relación de pareja comprometida vas por mal camino, no idealices ni hagas faltas expectativas.

Si la relación de amigovios no es suficiente para tí, entonces retírate a tiempo porque vas a salir lastimado (a).

No son pareja.

Para el resto del mundo ustedes son amigos, así que eviten las demostraciones de afecto en público. No sólo es una manera de asegurarse que los sentimientos propios no van a estar comprometidos, sino que ayudarás a la otra persona a plantar los pies en la tierra para que luego no haya reclamos.

El 14 de febrero no significa nada.

Los amigovios tienen su día, el 19 de julio.

Si no quieres pasarla mal el Día del Amor y la Amistad recuerda que con esa persona sólo puedes celebrar la amistad, los acuerdos y las ideas en común.

No confundas nombres.

Podría ser que tu libertad sexual la ejerzas con más de una persona pero eso no te da derecho de no saber quienes son. Cada persona tiene su nombre, si no quieres dañar la amistad no debes confundirles y menos en la cama.

No es necesario llamar.

Dejar las llamadas sólo para acordar verse pone claras las cosas, si llamas para otras cosas podrías generar falsas expectativas en la otra persona.

Lo mismo sucede si tú recibes llamadas para saludar, podrías pensar que la otra persona se está enamorando de tí y si no es esto lo que esperabas seguramente saldrías corriendo de la relación.

Establecer citas.

Y por citas me refiero a encuentros sexuales, conviene estar juntos sólo cuando ambos quieran o en ocasiones especiales para que no se haga algo monótono a lo que le pierdan el gusto más temprano que tarde.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com