ADVERTISEMENT

El tiempo parece no ejercer efecto en la cantante, fue vista en las playas de Maui, Hawái, en compañía de su novio, siendo Fergie la que se robó todas las miradas.

Fergie fue captada luciendo un cuerpazo de infarto digno de cualquier joven, una cintura exquisita, su prominente delantera y unos muslos bien definidos.

La estadounidense no escatimó a la hora de derrochar sensualidad frente al resto de los turistas y, sin darse cuenta, frente a los paparazzis que la captaron a la distancia.

Las fotos de Fergie ahora circulan a máxima velocidad como prueba de que a sus 41 años, sigue siendo una verdadera belleza como lo fue en sus mejores épocas como vocalista de Black Eyed Peas.

ADVERTISEMENT