Loading...

El nuevo avión presidencial de México aterrizó la madrugada de este miércoles en el aeropuerto internacional del Distrito Federal, informó el diario La Jornada.

Se trata de un Boeing Dreamliner 787, que está valorado en más de 6.600 millones de pesos (más de USD 350 millones) y considerado “el más caro de su clase”. Llegó a la capital mexicana desde el aeropuerto de Dallas, Estados Unidos, y fue dirigido hasta el hangar presidencial.

 

 

Desde el gobierno de Enrique Peña Nieto aseguran que la compra no es un lujo, sino una medida de seguridad, ya que el avión que actualmente utiliza el mandatario mexicano ha registrado algunos fallos por su antigüedad, ya que fue fabricado en 1987.

 

 

Las estimaciones indican que el gobierno de Peña Nieto ha gastado cerca de USD 77,5 millones para adecuar el hangar del aeropuerto de México DF donde se guardará el nuevo aparato. El país pagará el monto total de la compra del avión durante los próximos 15 años.

 

 

De acuerdo con el Estado Mayor Presidencial de México, el mandatario podría utilizar el avión no sólo para realizar visitas oficiales, sino para cuestiones personales, con el fin de proporcionarle seguridad en cualquier momento.

 

 

Aunque el contrato de adquisición se cerró en el último mes de mandato del ex presidente Felipe Calderón, la Administración actual no detuvo la operación porque el avión que se emplea ahora “es demasiado viejo”.

 

 

Mientras tanto, algunos mexicanos han expresado su indignación en las redes sociales porque estiman que ese dinero podría haberse empleado en fines más necesarios.

 

 

De hecho, este gasto tuvo lugar a pesar de que más de la mitad de los 40 millones de niños y adolescentes de México viven en situación de pobreza y mientras que 4,7 millones de estos jóvenes se encuentran en la pobreza extrema, según el último informe del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com