Loading...

Para pagarse sus años de estudio, el fotógrafo británico Jo Broughton trabajó en algunos platós en los que se filmaban películas porno o se tomaban fotografías para revistas de adultos.

Y aprovechó la oportunidad para documentar la escenografía, cuando ya todo estaba tranquilo y los actores se habían ido a casa.

BBC Mundo muestra parte del trabajo reunido en los últimos 15 años.

Porn sites
Image copyrightJo Broughton
Image captionEl escenario de una típica fantasía porno capturado por el lente de Broughton, quien describe su paso por la industria como un “mal necesario”.
Escenarios de Porno vaciosImage copyrightJo Broughton
Image caption“Escondí mi asociación con la industria del porno como un secreto culposo, pero si ella no hubiera podido realizar mis ambiciones”, confiesa.
Escenarios Porno VaciosImage copyrightJo Broughton
Image captionY sus imágenes destilan una tranquilidad que contrasta con el frenesí propio de la industria.
Escenarios de porno vaciosImage copyrightJo Broughton
Image caption“Como encargado de la limpieza pude ver los sets en plena luz del día y limpiar el desorden era como estar en una escena del crimen”, cuenta Broughton.
Escenarios Porno VaciosImage copyrightJo Broughton
Image caption“El lidiar con los fluidos corporales me hizo sentir mi propia humanidad y la vulnerabilidad de los actores”, agrega.
Escenarios de Porno vaciosImage copyrightJo Broughton
Image caption“Pero al final no estaba sino aprendiendo mi oficio, tratando de entender la luz y a ser un buen fotógrafo”, explica el antiguo asistente de fotografía.
Escenarios de Porno VaciosImage copyrightJo Broughton
Image captionSegún Broughton, el trabjo también le ayudó a darse cuenta “que siempre hay dos partes de la historia: la luz y la oscuridad”.
Escenarios Porno VaciosImage copyrightJo Broughton
Image captionSus imágenes fueron capturadas en el libro “Empty Porn Sets”.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com