Loading...

La fascinación que sentimos los seres humanos por el terror es indescriptible e injustificable, simplemente está allí. Desde épocas antiguas el terror ha sido un elemento de nuestras vidas en la tradición y el folklor de diversas culturas, pero no es hasta llegada la edad moderna que el sentimiento supera las líneas de lo oral y de lo popular, para adentrarse principalmente en la literatura como un elemento que a la gente comienza a intrigar.

Intriga fundada en esa incertidumbre de si lo que se está leyendo verdaderamente sucedió en algún momento o sólo toma un lugar presente en las letras; nuestras mentes han fantaseado tanto con universos bellos y enigmáticos como con eventos o mundos que ericen los vellos de nuestra piel ante el terrible asombro.

zombies

En aquellos años en que el cuento de terror ya había conseguido posicionarse como un género favorito entre los lectores, era de mucho mayor conmoción enterarse que algo igual de horrible había sucedido en el mundo real, entre los vivos. Y lo mismo ocurre en la actualidad; contamos con un amplio repertorio ya de películas terroríficas, heredero directo de esa exploración literaria, pero cuando sabemos que alguna historia lunática similar ha ocurrido por la maldad del humano o por causas fortuitas e inexplicables, los escalofríos se tornan alarmantes y la preocupación nos invade.

Hay películas de terror que son superadas por la realidad o, incluso, que parecen la inspiración para situaciones en el mundo que vivimos; por ello, te recomendamos los siguientes filmes y esas historias paralelas que, en unión, son capaces de alterarnos tanto que comenzaremos a creer que el horror se encuentra siempre fuera de la pantalla.

Nadar con un cadáver – “Viernes 13” (1980), Sean S. Cunningham

viernes 13

Muchas veces se ha retratado esta situación; alguien entra a una piscina o un lugar o está a punto de ser la víctima o de hallar a una. Muchas veces sucedió en la franquicia de “Viernes 13” pero no se limitó al cine de ficción este suceso; en el año de 2011 en una alberca pública de Boston un niño de 9 años y su vecina de 37 nadaban sin problema alguno hasta que, en un juego, ella ya no salió a la superficie. El pequeño intentó dar aviso a dos guardavidas pero no recibió ayuda, hasta que días después en una agua turbia que muchos ya habían utilizado para sus momentos de diversión fue hallado el cuerpo de la señora.

Cirugías malévolas – “El maratón de la muerte” (1976), John Schlesinger

maraton de la muerte

En el año de 1976 se estrenó “Marathon Man” que muestra a un doctor que goza de hacer procedimientos macabros como tortura y esto no se encuentra tan alejado de la realidad cuando estudiamos el caso de un cirujano plástico llamado Glen Tucker y que en la década de los 70 que provocó muchas infecciones y problemas terribles a sus pacientes. Se dice que no utilizaba anestesia al momento de quitar una sutura o el remover un implante, situaciones que lo llevaron a ser perseguido hasta que él fingió su muerte y logró escapar. Aunque después fue encontrado en Florida, nunca lo arrestaron y finalmente en 2011 mató a su familia y cometió suicidio.

Intruso en la casa – “Historia de Medianoche” (1997), Martin Kunert y otros

historias de medianoche

Esta película de mediados de los 90 retoma muchas leyendas urbanas en el contexto de un campamento. A la luz de la fogata se cuenta la historia de una chica niñera que acostumbrada a bajar su mano de la cama para que el perro mascota le lamiera sus dedos finalmente descubre que un intruso es el que ha estado debajo de ella todo ese tiempo dándole muestras de cariño. Muy semejante a un caso en Florida en que una anciana buscaba a sus gatos por toda la casa, y al momento de revisar debajo de la cama descubrió a un hombre que intentaba robar sus pertenencias.

Invocar a un ser espectral – “Candyman” (1992), Bernard Rose

candyman

Desde hace muchos años ya se ha tenido la creencia de que, si uno se posiciona frente a un espejo con una vela en la obscuridad y se repite el nombre de algún ser maligno, por ejemplo Bloody Mary o Candyman, éste se aparece en el reflejo como respuesta a tu invocación. Y resulta que en la vida real hay una explicación científica para ello, pues varios sí lo han experimentado; se trata de una ilusión óptica que se llama Efecto Caputo, consiste en que después de pasar bastantes minutos en la obscuridad con una vela como única fuente de luz tu percepción se distorsiona a tal grado de pensar que viste a alguien desfigurado o distinto a ti.

Llamadas del más allá  – “The Twiligth Zone” (1959-64), Serling

la dimension desconocida

En un episodio de “La Dimensión desconocida” se muestra cómo a través de un teléfono de juguete, un niño recibe llamadas de su abuela muerta quien lo quiere arrastrar al otro lado para tener compañía. Puede sonar muy dramático o sobrenatural, pero algo así sucedió en 2008 cuando Chuck Peck, un pasajero del tren Metrolink, murió en el terrible choque de este vehículo. A las pocas horas del accidente por un rango de seis horas se hicieron 35 llamadas telefónicas a su hijo, esposa, hermano, madrastra, hermana y demás desde su celular con sólo sonido de estática; cuando se recuperó el cuerpo de Peck pudieron saber que había muerto al instante y que esas conexiones eran imposibles. El dispositivo nunca se recuperó.

Inventos de asesinato – “Saw” (2004), James Wan

saw

En esta franquicia de películas de terror se muestran aparatos complicados de tortura y muerte, y pueden parecer increíbles o ficticios ante nuestros ojos. Pero hubo un caso en 2002 cuando Boyd Taylor diseñó una guillotina sobre su cama para cometer suicidio. Un dispositivo que resultó a la perfección y estaba pensado para apagarse después del cometido para que el cadáver no fuera encontrado pronto. Taylor hizo uso de una motosierra, de una gran navaja, de maderas y de conexiones eléctricas para él mismo accionar su partida de este mundo.

Animales comiendo nuestro cerebro – “Infested” (2002), Josh Olson

infested

Moscas mutantes ingresan al cuerpo humano y toman control de sus cerebros en este filme, nada lejano a la amiba parasitaria Naegleria Fowleri que habita en lagos y estanques. Si uno ingresa a estas aguas sin notar que están contaminadas de este animalillo, la criatura sube por tu cuerpo, ingresa por tu nariz y se aloja en tu cerebro para comerlo. Puede matar a una persona entre los 3 y 7 días de su llegada y, aunque es raro, por esta razón mueren cerca de ocho personas al año.

Zombies – “Night of the living dead” (1968), George A. Romero

la noche de los muertos vivientes

Quizá no como tal aparece en las películas; sin embargo, existe en Haití una gran cantidad de doctores vudú quienes creen que inyectan a humanos con una neurotoxina encontrada en los peces globo que ya han muerto, así provocando que la víctima tenga un cerebro atrofiado y blando incapaz de hablar o de sostenerse por mucho tiempo, a la par de presentar problemas cutáneos (llagas) y alucinaciones.

**

Referencia:
List Verse

Vía Cultura Colectiva

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com