Copy to clipboard

1. Este hombre, que comenzó por grabarse y nunca imaginó cómo terminaría.

2. Su futuro fue algo como esto.

Inmortalizado por los periodistas presentes en la borrachera, llamados ~tus amigos~.

3. Cuando usas una pizza como almohada.

4. El primer coche que encuentres puede ser otra opción para tomar un descanso.

Acomódese sobre el cofre y prepárese para ser fotografiado.

5. Nunca se ha visto tan cómodo el hoyo entre la cama y la pared.

NOT.

6. Esta persona, que se puso tan mal que hasta John Paul Jones y Dave Grohl lo trollearon.

Al final sí se le cumplió su sueño de sacarse foto con ellos.

7. Lección #1 de la borrachera: nunca confíes en tus amigos.

8. Te subirán a un inflable y te tomarán una foto.

Por supuesto que va a acabar en Instagram o Facebook.

9. Eso sí, tal vez sean lo suficientemente amables para llevarte a tu casa.

10. O tal vez no.

Perdido en los confines de la entrada del pesero matutino.

11. El internet siempre te recordará con maquillaje, tirado en el piso.

12. O bailando en la calle.

O bailando en la calle.

Y ese hermoso viaje que hiciste al pavimento.

13. En cualquier lugar, a todas horas.

14. Esta persona pasó a la posteridad como el tablero más riesgoso de Jenga.

Se dice que el ganador tuvo el honor de rayarle la cara.

15. Cuando el escusado se convierte en tu mejor amigo.

“Nunca me abandones. Te quiero un chingo, güey.”

16. O en tu nuevo dormitorio.

“Aquí déjenme, yo estoy chido.”

17. Sí, las bancas también son cómodas.

18. Hasta a los más recatados les pasa.

“¿Oye Beto, no crees que ya tomaste demasiado?”.
“Cállate, Enrique, y pásame la botellaaaaaaaa .”

19. “¿En dónde estabas, maldito?”

“Pero si llegué temprano, vieja. Sólo que no te quise despertar y me quedé aquí afuerita.”

20. Existe un alto riesgo de que acabes sin ropa.

21. Y en una tina llena de hielo.

22. Pelear borracho es la causa #1 de apariciones en Vine.

Científicamente comprobado.

23. Ten por seguro que si intentas beber del alcoholímetro, alguien estará para grabarlo.

24. Sí, un estado etílico grave puede estar detrás de situaciones inexplicables.

Y de mucha, mucha alegría en el Internet.

25. Pero siempre estarán las redes sociales para recordarte cómo te pusiste.

Y en dónde terminaste.

INMORTAL.

25 Borrachos que olvidaron que el Internet existe

Comentarios