Loading...

Un comentario mal interpretado puede generar una discusión de pareja.

Las palabras tienen un gran poder, ya que con ellas podemos enamorar o perder al amor de nuestra vida.

Una frase mal dicha o mal interpretada puede ser el detonante para una pelea o un sin fin de problemas dentro de una relación. Es por eso que debemos pensar muy bien lo que decimos sobre todo cuando nos encontramos muy molestos. Algunas de ellas son:

1.- “No soporto a tu familia“. La base de toda relación es el respeto, por lo que es muy importante respetar a la familia de tu pareja, ya que si te metes con su mamá o su mejor amigo (a) puedes comenzar una batalla campal. No te pedimos que te quedes callada si son ellos los que se portan mal contigo, pero hay palabras y modos para llegar a ese punto tan crucial.

2.- “Tengo un mejor puesto” o “gano más que tú“. Son las frases que pueden lastimar la autoestima de la persona que amas y comenzar una pelea que de verdad no te llevará a nada.

3.- “¿Te vas a poner eso?” La frase por si sola es molesta, además de que pues puedes herir la sensibilidad de tu media naranja. En caso de que no te guste su atuendo puedes sugerir una prenda sin ser tan directa. Con un: “La camisa azul se te ve sensacional” cambia todo el contexto y no iniciarás una pelea sin sentido.

4.- “Ponme atención“. A todos nos gusta que nos pongan atención por lo que nos resulta molesto que mientras hablamos ellos estén concentrados en otras cosas.

5.- “Deja de mirar el celular“. No importa si es tu pareja, amigo o conocido, esa práctica es de muy mala educación. Así que hazle entender que quieres pasar más tiempo con él y que no te opones a que revise su móvil cuando se trate de una emergencia.

¿Nos faltó alguna?

Comentarios