La pancreatitis es la inflamación del páncreas, el órgano encargado de producir hormonas que ayudan a regular el modo en que el cuerpo procesa el azúcar y enzimas que regulan la digestión. Es un órgano largo y plano que se encuentra en atrás del estómago.

A la inflamación del páncreas puede ocurrir de dos formas:

  • Pancreatitis aguda, es decir que aparece de modo repentino y dura días. A menudo es causada por cálculos biliares.
  • Pancreatitis crónica, que tiene lugar durante muchos años, no se cura o mejora. Empeora con el tiempo y lleva a daño permanente

Aunque la pancreatitis leve puede desaparecer sin tratamiento, los casos graves pueden desencadenar complicaciones que pueden acabar en la muerte.  De acuerdo al tipo de pancreatitis son el tipo de síntomas que se presentan.

Los signos y síntomas de la pancreatitis aguda incluyen los siguientes:

  • Dolor en la zona abdominal superior
  • Dolor abdominal que se extiende a la espalda
  • Dolor abdominal que empeora después de comer
  • Fiebre
  • Taquicardia
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor con la palpación al tocarse el abdomen

Los signos y síntomas de la pancreatitis crónica incluyen los siguientes:

  • Dolor en la zona abdominal superior
  • Pérdida de peso de forma involuntaria
  • Heces de aspecto aceitoso y mal olor (esteatorrea)

Esta enfermedad se origina cuando las enzimas digestivas se activan mientras se encuentran dentro del páncreas y esto ocasiona que se inflame por la irritación de las células. Si estos episodios son recurrentes se puede dañar severamente y se produzca la pancreatitis crónica, lo que pudiera desencadenar en problemas digestivos y diabetes.

¿QUÉ PUEDE PROVOCAR LA PANCREATITIS? 

La causa más común es un consumo excesivo de alcohol. Otras causas pueden ser fibrosis quística y otras enfermedades heredadas, grandes cantidades de calcio o grasa en la sangre, algunos medicamentos y enfermedades autoinmunes. Los síntomas incluyen nauseas, vómitos, pérdida de peso y heces grasosas. El tratamiento suele ser fluidos, analgésicos por vía intravenosa y nutrición artificial durante unos días en el hospital. Luego de su estadía en el hospital, deberá tomar enzimas y llevar una dieta especial. También es importante no fumar ni beber alcohol.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com