España – Una ley española ha determinado sentenciar a dos años y medio de prisión a quien incurra en el delito de espionaje al revisar el celular de su pareja. Lo cual indica que no se castiga a nadie por solo revisar el móvil sino que las sanciones comienzan cuando se realiza el espionaje y el robo de datos para chantajear o afectar a la otra persona.

La medida se toma según las autoridades españolas, porque cada vez hay más demandas relacionadas con los temas de soborno y publicaciones en redes sociales que afctan la integridad de las personas.

El caso más reciente sucedió a finales del año pasado cuando “Antonio J.S” robó del teléfono de su entonces esposa y aprovechó para descargar fotos y conversaciones personales de su pareja con otro hombre. Antonio utilizó estos datos como prueba de una relación extramarital en el proceso de divorcio en el que se encontraban.

Sin embargo todo le salió al revés y el pasado 28 de junio fue condenado a dos años y medio de cárcel por el “delito de descubrimiento y revelación de secretos con el agravante de parentesco”,en pocas palabras por espiar y robar datos del celular de su pareja.

El hecho ha causado sensación y temor en España al punto de que ahora se venden relojes, gafas, entre otros artículos de uso común, que cuentan con microcámaras de espionaje que evitan que seas descubierto.

Con informacion de Noticieros Televisa