Loading...

¿Has visto alguna foto como esta en tus redes sociales últimamente?

Es probable que te vayas a encontrar con unas cuantas pronto.

Hace unos días se viralizó The Black Dot Campaign, una campaña para propagar un grito ahogado en contra de la violencia doméstica.

La mujer que ideó la campaña, quien se mantiene en el anonimato, lanzó esta iniciativa para que las víctimas de abuso doméstico puedan pedir ayuda silenciosamente.

En solidaridad, y para que el punto negro se convierta en una señal reconocible, la gente está subiendo estas fotos a sus redes sociales con un mensaje informativo.

El mensaje casi siempre es como este: “El punto negro en la mano indica que eres un sobreviviente realmente vulnerable a la violencia doméstica y necesitas ayuda. No puedes pedirla porque tu abusador vigila cada uno de tus movimientos.”

La efectividad de la campaña está en que la víctima no tiene que decir una sola palabra.

Con un gesto casi invisible puede cambiar por completo su situación sin confrontar a su abusador.

Es muy difícil que las víctimas de violencia doméstica hablen del tema.

Por miedo a lo que puedan hacerles.

O por miedo a que nadie les crea.

La mayoría de las víctimas de este tipo de abuso casi nunca reciben ayuda, aunque la pidan.

Porque corren el riesgo de ser asesinadas.

Esas limitantes hacen que la campaña funcione de maravilla.

En sus primeras 24 horas, reunió 6,000 simpatizantes de todo el mundo y ayudó a seis mujeres.

En una semana esos 6,000 se convirtieron en 5 millones de personas y esas 6 mujeres en 49.

Una iniciativa como esta puede salvar a muchas personas en nuestro país.

En México, 4 de cada 10 mujeres se enfrentan al abuso emocional.

La ONU publicó en 2013 que todos los días mueren siete mujeres mexicanas por violencia de género.

Y es de dominio popular que hay un registro de feminicidios que no se detiene.

Si ves a alguien con el punto negro llama a la policía. No pongas en riesgo la vida de la víctima.

 

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com