Loading...

Dos hombres que la mañana del pasado miércoles fueron hallados sin vida en el interior de una bodega desocupada, en la Colonia Portales en la Ciudad de México, fueron ejecutados por supuestamente hacerse pasar por narcos, según la averiguación previa FBJ/BJ-1/T2/416/16-01.

En el lugar, sus verdugos dejaron un mensaje que citaba los motivos por los que los ejecutaron: “Esto les pasa a los mentirosos y capos, dejen de ver TV, esto es la vida real. Se decían del CDG (Cártel del Golfo). Atte. El Teniente”. La narcomanta fue colocada sobre uno de los cadáveres.

Para el jueves las víctimas ya habían sido identificadas por la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF), quien informó que se trataba de un hombre de 54 años de edad, y otro de 63 años.

Sus familias no sabían de ellos desde el miércoles 20 de enero, cuando los reportaron como desaparecidos. Uno de los asesinados era originario de Puebla y el otro de la Ciudad de México, pero ninguno tenía antecedentes penales.

El expediente indica que los cadáveres fueron encontrados en un cuarto de 3 por 4 metros; el primero tenía las manos atadas con cinta adhesiva y colocadas a la altura de su cabeza, vestía camisa azul a cuadros, pantalón gris y tenis cafés con negro.

El segundo tenía los brazos abiertos, vestía chamarra café, suéter gris, camisa a cuadros roja, pantalón y botas cafés. Los dos individuos tenían bolsas de plástico en la cabeza y sangre seca.

Los peritos de la PGJDF estiman que las víctimas tenían una semana de muertas, es decir, inmediatamente tras haber desaparecido, pues sus cuerpos ya presentaban signos de putrefacción.

Derivado de las primeras investigaciones, las autoridades supieron que el inmueble estaba aparentemente desocupado desde hacía un año, pero de él entraban y salían individuos desconocidos para los vecinos.

El lugar, marcado con el 167 de Eje 8 Sur Popocatépetl, entre Saratoga y Sevilla, tenía la chapa forzada desde finales del mes de diciembre, por lo cual entre los habitantes comenzaron a buscar a las propietarias para darles aviso. Cuando las dueñas del inmueble acudieron a revisarlo, con el argumento de que lo querían rentar, fue cuando descubrieron los cadáveres.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com