Loading...

Un trabajador escuchó gritos en la cámara de refrigeración.

En Alemania, un médico declaró como muerta a una anciana de 92 años tras revisar sus signos vitales y ver que esta no respondía, sin embargo, la mujer despertó horas después en la funeraria, justo antes de ser sepultada.

Gran sorpresa y susto se llevó un trabajador del lugar al escuchar gritos en la cámara de refrigeración y confirmar que había una persona viva allí dentro. Tras el descubrimiento, la fiscal de Essen,Birgit Juergens, declaró que el médico de 53 años será sancionado con una multa y que incluso podría ir a la cárcel si se comprueba que hubo negligencia en el diagnostico.

Juergens también dijo que la mujer murió dos días después en un hospital a causa de un mal cardiaco.

Con información de El Universal.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com