Loading...

Regularmente los ciclistas son los afectados en la vía pública porque los automovilistas no los respetan.
La situación aquí es que no todos los ciclistas son unos santos,ahí tenemos la muestra de su líder espiritual: Lance Armstrong.
Aquí hay 7 cosas que los automovilistas odian de esos microbuseros en bicicleta.

Que vayan en los camellones

¡Pero si está prohibido mis amores! ¿Qué necesidad?

Ahí van los ciclistas, tendidos en medio del camellón, no importando que esté prohibido. El reglamento de tránsito lo indica: PEATÓN, CICLISTA, MOTO Y AUTO. Vas caminando sobre el camellón de Álvaro Obregón y no falta el ciclista que, aparte, te va tocando la campanilla para que te hagas a un lado. NO, ciclistas, NO PUEDEN CIRCULAR EN LOS CAMELLONES. NO. Y tampoco le puedes pitar a un peatón para que se quite.

6

Que no señalen

Las señales que deben hacer con los brazos para indicarle a un conductor el lado al que van son básicas, pero no; eso no les importa. Ellos se dejan ir.

5

Que circulen en el carril del Metrobús

Otra cosa que está prohibida. NO PUEDEN CIRCULAR en el carril del Metrobús. NO SE PUEDE. De este caso se ven varios al día en el DF. Los ciclistas creen que el carril del Metrobús es una pista para correr.

Cuando el Metrobús los persigue como tren a hombre en vías, se avientan a los carriles de autos y se arma un desmadre. De pronto vas en tu coche y ves cómo el ciclista se trata de salir del carril de MB y ¡pum! se te avienta.

Esto se da en sólo algunas líneas, ya que hay líneas donde amistosamente el Metrobús comparte su carril con las bicicletas. Aunque no se debe. ESTÁ PROHIBIDO.

4

Los carriles

Parece ser que tienen nulo conocimiento de su reglamento, ellos deben rebasar por la derecha, justamente para evitar accidentes.

Los ciclistas, así como los que van en moto, tiene derecho de usar el carril como cualquier auto normal, ocupando el carril. El problema es cuando se nos ponen a la derecha y van pegados al coche. Una distracción mínima y sucede el accidente. Ciclistas: usen los carriles como deben, no importa que el del coche te pite para que vayas más rápido, usa el carril como debes.

3

No conocen el reglamento

Creen que el tener una bicicleta los hace diferentes y aunque tiene sus ventajas, ustedes son un medio de transporte igual que un auto o una moto, no hay seres supremos arriba de una bici. Van en sentido contrario, van sobre las banquetas, se pasan altos, y en realidad hacen lo que se les da la gana. No decimos que todos, pero hay muchos que sí.

Les encanta ir en sentido contrario y sin ir en línea recta, llevan una ruta en zig-zag peligrosa.

2

¿Semáforo? ¿qué es eso?

En relación al boomie anterior, muchos ciclistas se sienten especiales y creen que la existencia de un semáforo nada tiene que ver con ellos, que pueden saltárselos sin tener consecuencias. Cuando un auto tiene el siga, un ciclista se le cruza, le toca el cláxon y el ciclista le pinta un dedo. ¿Por? ¡te estás pasando el alto, maestro!

Y aquí el problema no es que los reflejos de los dos nos den para hacer una maniobra y librarnos de un accidente, es que, si el auto no logra detenerse a tiempo cuando el ciclista se pasa el alto, el coche te atropella. No te da un golpecito, no te avienta tantito, te arrolla. Y eso siguen sin entenderlo. No te pases los altos, eres un vehículo.

1

El peatón es primero, no tú

Regresamos al punto más importante: La Ley de Movilidad dice: EL PEATÓN ES EL PRIMERO. Tú quedas en segundo lugar. Si eres un pobre peatón que se despistó un segundo, puedes ser arrollado. Incluso, hay peatones que respetan y esperan el momento de cruzar cuando ven a un ciclista que viene hecho su madre. NO. Tú, ciclista, te frenas y dejas pasar al peatón. El peatón NO tiene por qué quitarse ni hacerse a un lado cuando te ve.

Y si les queda alguna duda, les dejamos el reglamento de tránsito

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com