Loading...
Uno tiene sus límites, pero cuando se trata de agarrar la fiesta y perderse en alcohol, todos esos límites se van al diablo. Sabes que, en tus cinco sentidos, jamás dirías o harías cosas así, pero cuando el alcohol traiciona….traiciona.
7

Besarte con la gorda o el feo

Ya, ya, ya, a todos nos ha pasado, que cuando andas hasta el rifle al día siguiente te enteras que te besaste con el gordo y calvo de la fiesta. O no necesitas que nadie te lo recuerde, por tu propia voluntad lo haces. Estás hasta el rifle, así que nada importa.

6

Entablas conversaciones estúpidas

Cuando estas pedo es la única manera en que soportas hablar de la crisis económica de Grecia, o de cómo el gobierno te atora todos los días. Estar pedo te lleva a un nivel de bloqueo que te permite aislar cualquier conversación y solo mover la cabeza. Si eres un borracho activo, tú serás el que inicie este tipo de conversaciones aunque te valga madre y no sepas un carajo.

5

Tomar lo que sea

¿Te acuerdas lo mamón que te pones cuando empiezas a tomar? Uy, solo whisky de cierta marca. Uy, sólo ginebra preparada así. Cuando ya ves a todos guapos, no te importa tomar charanda con jugo de uva, lo único que importa es seguir chupando hasta el fin.

4

Dormir donde sea

Ya cuando se te pega el flotador, no sabes ni dónde estás durmiendo ni con quién, te da lo mismo que sea en un parque, en una banqueta, sobre tu propio vómito, (o el de alguien más), en la casa de un extraño o de plano, hasta en el baño.

3

Mostrar tus verdaderos sentimientos

¿No que nada de lo que pasa te afecta, no que muy macho? Pues cuando ya andas hasta las manitas, tu verdadero corazón y sentimientos empiezan a salir a flote. Empiezas a sacar el cobre de por qué le dejaste de hablar a tu amigo, de cuánto te dolió que te mandaran al cuerno, y de cómo te hizo sentir tal o cual cosa. Tu boca y tu corazón no tienen filtro.

2

Fumar lo que sea

1

Perder la dignidad

Es el único momento de tu vida en donde nada importa. No sabes dónde dejaste los pantalones, no sabes quién te sacó cargando de la fiesta, no sabes por qué le marcaste a tu ex. Qué bonito es no tener dignidad, ni memoria.

Vía 7boom

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com