Loading...

Sales lo más rápido de tu trabajo para quedarte de ver con tus amigos. Estás tan estresado que las cubas te entran como agua. Por tomártelas tan rápido, volteas a ver el reloj y te das cuenta de que no han pasado más de 2 horas cuando y ya estás pedo, y no sólo eso, estás a punto de cometer una o varias de las siguientes cosas de las que mañana te vas a arrepentir.

emma-stone-nodding

  1. Fingir que no estás pedo

Todo empieza cuando tus amigos te empiezan a tirar carrilla, ya sea porque empiezas a decir puras pendejadas o por que la lengua se te empieza a trabar. Así las cosas, tu yo consciente hará que empieces a negar tu borrachera. Apenas empieza.

 

raw

2. Bailar

Empiezas a sentir el cuerpo caliente y comienzas a ponerle más atención a la música; a eso súmale que en la reunión o fiesta está la persona que te guste o alguien que simplemente te llamó la atención. Comienzas a bailar, pero cometes el error de querer querer innovar. Si ves que tus amigos empiezan a sacar el celular cuando estás bailando, seguro estás haciendo el ridículo. ¡Nos vemos en YouTube!

3e0abd3b252af8d3f509a463af3ac7022ec6a81165856f13c1033d9fc40693a6

3. Contarle tus pedos a un desconocido

Estás tomándote un break de la bailada. Las personas a tu alrededor hace rato que decidieron dejar de bailar contigo porque los ponías en ridículo con tus pasos. El alcohol te ayuda a perder la vergüenza y comienzas a platicar con la persona más cercana. No pasan ni diez minutos y ya te estás quejando de tu vida amorosa, de tu trabajo o de tu ex, a la que extrañas con toda tu alma, pero ella a ti ya no. ¡Ya la cagaste!

ieyzgil7zwmoa7rq8ul5

4. Discutir puras mamadas

De confidente, pasa a ser tu peor enemigo.  Se ven enfrascados en discusiones muy pendejas cómo “Quién ganaría Goku o Superman” y das argumentos pseudointelectuales y científicos para defender tus hipótesis. Le empiezas a cagar el palo a todos los que se acercan a escuchar tus tonterías.

tumblr_n1l8djnsb51snz4zzo1_500

5. Cantar rolas de banda o peor aún…de Maná

Te peleaste con tu nuevo amigo, quien ahora es tu enemigo declarado para toda la vida. Se ha ido a otro lado de la fiesta y te lanza miradas de odio. Tú ignoras lo sucedido y piensas que “es una nena” por no querer debatir tus argumentos. Regresas a la pista con renovadas energías y comienzas a cantar a todo pulmón rolas de banda, y empiezas a pedir las de “Rayando el sol”, “Mariposa traicionera” y “ahogado en un bar” de Maná. Ya no puedes caer más bajo.

dj-fail-o

6. Te adueñas de la música

Ya le cagaste el palo a todos pidiendo puras de maná y te han ignorado en las peticiones. Sin embargo, el DJ en turno se ha tomado un break para ir a orinar. Es cuando aprovechas la oportunidad y te lanzas a conectar tu teléfono con música que a nadie le gusta y con  la que ya hartaste a todo mundo. La gente se comienza a quejar y se unen para correrte del aparato de sonido. Es hasta ahorita que te das cuenta que ya estás muy pedo, pero ya es muy tarde para enderezar el camino.

tumblr_m86tw2wph91rs7rdeo1_500

7. Llamarle a tu ex

Estás con la moral baja. Eres el cagante de la fiesta y todos comienzan a evitarte en cuanto intentas entablar una conversación. Es entonces cuando ya no te importa perder aún más la dignidad y decides marcarle a tu ex. Después de 89 llamadas y 78 mensajes caes en la cuenta que nunca va a responderte y que ya es tarde para decirle que nunca dejaste de amar con todo tu ser y que te perdone.

tumblr_nstucohza11s1ddrjo1_500

8. Pagarle la peda a todos los que estén ahí

Con tal de mejorar tu reputación dentro de la fiesta o el antro, decides empezar a pagarle el pisto a todo mundo. Empiezas a invitarle alcohol a todos. Hasta a los que le cagaste el palo diciéndoles tus “netas” ya te aceptan de nuevo. Te conviertes en el alma de la fiesta. Pero mañana que revises tu cartera ¡Te vas a arrepentir!

tumblr_mye5ysvqja1spsnnao1_500

9.  Hacer planes pendejos e irreales para el día siguiente

“Vámonos a escalar al Popocatépetl mañana a las 9am”, “no te vas a levantar, puto” “a que sí” “conste, mañana paso por ti, y en donde no salgas, ¿qué me das?”, “lo que quieras goey”, “ya dijiste”. Al otro día cuando revises tu celular, miras las 45 llamadas perdidas, 34 mensajes de mentadas de madre porque no te levantaste a escalar.

uaxywg

10. Declararte o andar de perro en la fiesta

Ya recuperaste tu reputación con la gente del lugar, eres socialmente aceptado de nuevo. Pero, el alcohol ya te puso caliente y necesitas con quien pasar la noche. Sea quien sea. Empiezas con la manzana más bonita del árbol, pero eres bateado inmediatamente. Sigues intentando, bajando tus estándares cada vez más. Te das cuenta que vas a dormir sólo, cuando la más fea de la fiesta ya te bateo. ¡La cruda moral va a estar bien chingona mañana!

vomito_stewie_griffin2

11. Vomitar

Tanto alcohol, cigarro y mierda y media que te metiste ya están causando estragos en tu cuerpo. No lo resistes más y corres al baño. Está ocupado, buscas una ventana, pero no hay. Estás desesperado, tu vómito comienza a arremolinarse en tu boca. Tu única opción es levantarte la playera y vomitarte debajo de la ropa. Regresas a la fiesta como si nada. O eso crees tú, pues de la borrachera ya no pones atención a las miradas de asco que te dedica la gente.

3-tumblr-1450442295

12. Redes sociales

Te corren amablemente de la fiesta. Un fulano con tal de deshacerte de ti se ofrece a llevarte lo más cerca que puede de tu casa. Le vomitas el auto. Pero con tal de deshacerte de ti, no le importa. Te deja en tu casa y se arranca antes de permitirte acercarte a su ventanilla para darle las gracias. Prendes tu teléfono y te quedan 3% de batería. Utilizas ese 3% para escribir un mensaje que nadie entiende.

giphy

Amanece. Mientras vas recobrando la conciencia vas recordando trozos de experiencias vividas en una pesadilla. Una discusión, karaoke de maná, tu supuesta caminata en los volcanes. Una vomitada, o más bien varias. Y mensajes crípticos en las redes sociales. Cierras los ojos concentrándote en que es una pesadilla.

Deseas con todas tus fuerzas que si vuelves a dormir, quizás despiertes y nada de esto es cierto. Intentas dormir pero no puedes. Por fin te levantas y prendes el celular. Lo primero que notas es que por lo menos la ida a los volcanes era cierta. Fotos en facebook donde estás vomitado y videos donde apareces bailando y tratando de ligarte a la más fea de la pary.

Apagas el teléfono, te recuestas en posición fetal. Cierras los ojos y le pides a Diosito que te lleve lo más lejos de aquí. Obviamente, nunca sucede.

 

 

 

vomitar

publicar en redes sociales

 

Comentarios