Loading...
A pesar de tener 40 años aún te crees lleno de energía y el mejor ligador de la historia. Me temo que eso es sólo un síntoma de que eres un chavoruco.

Manejas un auto deportivo

No, querido compañero, manejar un auto deportivo, del año con quemacocos, y música electrónica a todo volumen no te convierte en chavo. Ni las rolas más prendidas de David Guetta pueden callar las voces que te susurran al oído:”ya estás ruco”.

Crees que estás en ‘onda’

Ok, no hay nada más chavoruco que decir ‘onda’, más cuando lo utilizas para declarar que, según tú, estás en onda.

7

Usas la palabra “chavos”

Llegas a tu oficina y, como todos son más chicos de edad que tú, para verte cool y en onda con ellos, les dices: “chavos”.

Obvio todos se dan cuenta de tu intento fallido de quererte poner a su “altura”.

6

Tomas leche deslactosada light

Tu panza ya no es lo que solía ser y cuando vas al Starbucks, porque los chicos de hoy van ahí, pides tu café latte o frapuccino con leche deslactosada y light. Pff.

5

Te emociona que venga Pearl Jam

A estas alturas Pearl Jam ya ni siquiera es una banda de grunge si no de rock clásico. Eso es lo que ya te hace chavoruco.

Cuando se anuncia que van a venir te mega emocionas y lo publicas en Facebook con tag a todos tus amigos que, por cierto, ya maduraron.

4

Te pones tenis Converse

Te niegas a envejecer y por eso te pones tenis Converse con jeans ajustados y playera hipster de esas “pegadas al pecho”, dejando ver tus man boobs y lonjas. Deplorable.

3

Te ofendes si te dicen “señor”

Cuando en algún restaurante te dicen “señor” en vez de joven. La razón del por qué te dicen así es evidente, el único que no lo puede ver eres tú pero las entradas y signos de calvicie son más que obvias.

2

Te crees rocker y haces la señal de cuernitos

Todavía sales en las fotos de reuniones (sí, reuniones, ya ni siquiera fiestas) con los demás haciendo la señal de cuernitos como si de verdad te gustara el metal cuando lo más rudo que escuchabas era a Bon Jovi.

1

Prefieres ver Netflix en vez de emborracharte

El fin de semana llega y les dices a todos que qué bueno que ya es viernes porque tienes muchas fiestas a las cuales ir. La realidad es que el sábado te quedas el día entero en pijama y viendo Netflix. Pero seguro el lunes vas a decir que saliste mucho, enfiestaste, ligaste y sólo viste “una” peli.

Vía: 7boom / Chilango

Comentarios