Loading...

Pretextos existen miles a la hora de usar condón: que no es agradable, que no sienten igual, que se puede romper, que les mata la pasión usarlo, que les da pena comprarlos. Y nueve meses después vienen las consecuencias.

Quizá no has elegido el mejor para ti. Quizá tu condón especial está ahí, colgado en un exhibidor esperando a que llegues a comprarlo algún día, y juntos compartan un momento de lujo y sin remordimientos.

Recuerda que sin globitos no hay fiesta y para que sea realmente divertido, tienes que saber cuál es el ideal. Aquí te damos algunas muy buenas opciones.

Texturizados

Texturizados para los experimentados. Ya has probado de todo y casi nada te sorprende. Lo tuyo es que tanto tú como tu pareja experimenten sensaciones nuevas en cada sesión, así que los condones texturizados son lo mejor para ti. Existen miles de diseños, granulados, anillados y hasta con figuras.

Cada uno ofrece una sensación diferente, así que úsalos todos.

Condón lubricado

Para los rápidos, condones lubricados. A ti no te gustan mucho los juegos preliminares, lo quieres y lo quieres ya. La mayoría de condones del mercado están lubricados, y existen algunos que además de eso, incluyen un pequeño frasco con lubricante para que lo uses como más te guste.

Con espermicida

Para los dudosos, con espermicida. La seguridad es primero para ti y siempre llevas condones contigo, revisas sus fechas de caducidad, repasas la envoltura con una lupa para ver si no hay algún piquete, pero aún así te preocupas. Los que tienen espermicida te garantizan la misma seguridad que cualquier condón que utilices adecuadamente, pero te mantienen más tranquilo, menos tenso y menos estresado.

Ultrafinos

Para los hipersensibles. Un condón de látex grueso te puede lastimar o a tu pareja. Además te resta sensibilidad, así que lo mejor para ti son los condones ultrafinos. No te preocupes porque son igual de seguros, sólo tienes que asegurarte de usarlos tal como te dicen las indicaciones del paquete.

Luminiscentes

Para tímidos y juguetones. No te gusta con la luz encendida, o bien, te gusta jugar a las escondidas. En cualquiera de estos dos casos, el condón que emite luz es el ideal para ti. Sólo procura no concentrarte mucho en mirarlo porque resulta hipnótico y tu deber es en la cama. Podrías terminar pensando que se parece a un sable de luz de Star Wars y no te digo más, GAME OVER.

Sabor chocolate

Para los detallistas. Acostumbras llenar de detalles a tu pareja y le has regalado chocolates en incontables ocasiones a pesar de que te dice que la harás engordar. Una manera de hacerla que comparta tu gusto chocolatesco es este condón saborizado y además, una sutil propuesta de sexo oral sin que le digas obsenidades como: Pamela Chu y cosas así.

Sabor piña colada

Para los que tienen parejas fresas. Ella no te pide cervezas en el bar, sólo piñas coladas y otras altamente azucaradas que más se parecen a una malteada que a una bebida alcohólica. No te preocupes, es momento de vengarte por todo el dinero que te ha hecho gastar: ¿Querías la décima piña colada?, aquí la tienes mi amor… para ti solita.

Sabor menta

Para los mañosos. Por más que se lo has pedido no quiere hacer felaciones. Tienes que hacerle esa primera experiencia como algo habitual y natural en ella, algo así como lavarse los dientes. Sólo dile que imagine que se lava los dientes con un cepillo más grande de lo normal y todos contentos. El condón sabor menta es para ti.

Sabor vainilla

Para los rudos. Desde que leyó 50 Sombras de Grey fantasea con tener sexo vainilla, es decir; suave, sin prisas y sin aspavientos, ya que tu no tienes freno, ¡eres insaciable deveras!. Dale a tu pareja lo que tanto quiere con este condón sabor vainilla, tradicional, seguro y bueno.

Comentarios