Aparentemente el asunto del aparatoso choque ocurrido en Paseo de la Reforma no tiene fin. Pues resulta que la familia de una de las chicas fallecidas está buscando responsabilizar al establecimiento Barezzito Polanco, donde los jóvenes estuvieron ingiriendo bebidas.

Un representante legal del Barezzito Polanco, declaró que cooperarán con autoridades y apoyarán en lo que se pueda a la familia de los fallecidos en un aparatoso accidente en Paseo de la Reforma, en donde el conductor iba ebrio, pero niegan que tengan alguna responsabilidad en el accidente, ya que ellos siempre cumplieron con lo establecido por la ley.

Y es que la familia de Karla Saldaña, víctima mortal, también responsabiliza del accidente al establecimiento en donde los jóvenes pasaron la noche consumiendo bebidas alcohólicas horas antes del accidente.

Fachada del Barezzito Polanco

El representante legal del establecimiento, Ricardo Olmedo declaró que en primer lugar, Carlos Salomón Villuendas Adame estacionó su BMW en otro establecimiento cercano, el Polanquito y no en Barezzito.

Explicó que el servicio de Ballet Parking es independiente del establecimiento, y que cuando los clientes se van de su bar, sugieren el uso del alcoholímetro pero de ninguna manera pueden obligarlos a hacerse la prueba, además “no podemos obligar a una persona a ingerir o no ingerir cosas, no es nuestra responsabilidad”.

El representante hizo hincapié en que en todo m
omento se siguió con la Ley de Establecimientos Mercantiles Mexicanos.

Con información de Grupo Fórmula

Comentarios