Loading...

El mundo se puede acabar

Si viajas en el tiempo, un simple detalle puede crear un universo paralelo y cambiar todo.

Volver al futuro te enseñó que llegar al futuro (valga la redundancia) cuando vienes del ¿presente? e intercambias datos o cosas con alguien de ese futuro, todo se destruye en tu… ¿pasado? Sí, así de confuso es a veces.

6

Por más teto que seas, alguien te va a hacer caso

El papá de Marty McFly no es el más brillante que digamos… de hecho podrías decir que es un teto.

Pues el mismo George McFly, te demostró que por más nerd y teto que seas, una chica bella te va a hacer caso. Así que no pierdas esperanza.

5

No te avoraces

Volver al futuro nos enseñó que si te avorazas, algo, tarde o temprano, sale mal.

Lo demostró Marty MacFly cuando tocó en vivo la canción de Johnny B. Goode, y aún peor, cuando Biff se adueño del almanaque que lo hizo millonario pero hizo que el resto de, al menos, sus conocidos, se quedaran pobres, en la cárcel o muertos.

4

Tus papás hicieron lo mismo que tú

Que tus papás no cuestionen tu cabello largo, que te gusta la cerveza o que fumas… ellos hicieron lo mismo en algún momento de su vida.

3

Siempre habrán bullies

No importa que viajes al pasado o al futuro, siempre habrá alguien que se quiera aprovechar de ti.

Ejemplo claro son los Tannen, cuyas distintas generaciones abusaron de los McFly… o al menos eso intentaron.

2

¿Incesto?

Puede ser que tu mamá hay sido muy atractiva, pero si viajas en el tiempo y por accidente ella se enamora de ti… no te dejes ir por el deseo. ¡Es tu mamá!

1

Tu mejor amigo puede ser un abuelo

Tal y como Marty McFly y Emmet Brown, mejor conocido como el “Doc”, quienes resultaron ser los mejores amigos, uno más chico de edad que el otro, y aún así, tenían mil cosas en común; una de ellas el viaje en el tiempo.

via: 7 boom

Comentarios