Loading...
Desde pequeños escuchamos mitos urbanos que nos crean algún miedo o trauma dependiendo su nivel de malvibre. En la mayoría de los casos, no pasan de ser historias urbanas creadas para asustar a la gente, pero estas siete decidieron llevar el nivel un poco más arriba y ser reales. Con información de 7 boom

7

Enterrado vivo

Una de las situaciones límite que jamás nos gustaría experimentar, es ser enterrado por error; lo malo es que nadie puede garantizarlo, pues esto ha pasado ya en varias ocasiones.

A Liang Jinshi le sucedió. El hombre de 40 años es diabético y fue declarado muerto. Un domingo, su cuerpo fue enterrado y su esposa, tras la fatídica pérdida, acudió tres horas después a la tumba de su marido. Sorpresa la que se llevó la mujer cuando de repente escuchó que Liang pedía auxilio. El hombre fue rescatado y los médicos no descartaron un posible caso de catalepsia.

via GIPHY

6

Pájaros vengativos

Lo plasmado por Alfred Hitchcock en la película “Los Pájaros”, a más de uno les causó pesadillas, cierta aversión y temor a dichos animales. La ciencia ha descubierto que, en particular, los cuervos pueden identificar rostros humanos e incluso, saber cuándo alguien está atemorizado.

Pero, ¿sentirías temor por los gallos? Parecieran ser inofensivos, aunque un hombre llamado José Luis Ochoa, no debe pensar lo mismo. Él se dedicaba a la crianza de gallos de pelea y a la organización de dichos eventos. En más de una ocasión fue reprendido por las autoridades, cosa que poco le importó y siguió con su negocio.

En alguna de esas peleas, uno de sus gallos saltó sobre José Luis hiriéndolo en una arteria que cruza la pierna, ocasionándole la muerte.

via GIPHY

5

Elevadores que decapitan

Cuando utilizamos el ascensor, nos apresuramos a subirnos, pues alguien por ahí nos ha contado que otra persona vivió una desgracia al momento de cerrar las puertas. A nadie le gustaría que éstas nos aprisionaran, de por sí ya se siente angustia cuando pasan con nuestros abrigos, bolsas y mochilas.

Un gravísimo accidente en el elevador, es el que le ocurrió a Hitoshi Nikaidoh, en un hospital de Houston, Texas. El doctor iba entrando al ascensor, cuando de repente las puertas se cerraron, su cabeza quedó atrapada. Una mujer que estaba ahí, presionó varias veces el botón para abrirlas, pero no funcionó, por lo que el aparato se elevó y Nikaidoh murió decapitado.

via GIPHY

4

La llamada asesina

Clásica escena de película de terror en donde en medio de una fuerte tormenta, alguien recibe una llamada telefónica misteriosa y acto seguido, se ve el cuerpo de la víctima.

En 1985, la prensa divulgó un acto similar a éste. Se trataba de un joven de 17 años de edad, llamado Jason Findley, quien fue encontrado muerto sobre su cama con un teléfono en la mano.

Al principio, se especuló que el adolescente fue asesinado; sin embargo, la teoría se descartó al no encontrar ningún golpe o herida en su cuerpo. Médicos forenses concluyeron que Findley falleció a causa de una descarga eléctrica que cayó sobre el cableado telefónico, misma que recorrió toda la línea hasta llegar al auricular, lo que paralizó su corazón. Entre 1984 y 1986, en Estados Unidos, cerca de un centenar de personas murieron también por dicha causa.

via GIPHY

3

Vampiros en busca de humanos

Los vampiros que se muestran en la saga de “Crepúsculo” podrían estar basados en historias reales. Esos seres que observan a los humanos desde lo más alto del bosque, son muy semejante a hechos ocurridos en Perú.

Las autoridades arrestaron a una banda de asesinos que operaban en la parte más alta de una selva de dicha región; cuando fueron capturados, encontraron restos de personas y varias botellas de plástico llenas, de lo que al parecer era, grasa humana.

Los hombres confesaron que capturaban a cualquiera que pasara por los caminos que se encuentran en el lugar, para posteriormente matarlos y extraerles el cebo del cuerpo, misma que era vendida a fabricantes de cosméticos que operan en el mercado negro.

Por si fuera poco, esto dio fuerza a la leyenda del Pishtaco, un temido personaje que según la mitología andina mata seres humanos para despojarlos de su grasa corporal.

via GIPHY

2

La niña del clóset

Cuántas veces nos ha sucedido que ya estando descansando en la recámara, sientes esa sensación de que alguien te está espiando desde el armario. Algo similar le sucedió a un hombre en Japón, al que misteriosamente se le desaparecían objetos de su casa y quien despertaba por las madrugadas debido a ruidos, pero que al inspeccionar su hogar, no encontraba nada.

Desesperado, se le ocurrió armar un circuito de videovigilancia casero, el cual accionó una noche; al día siguiente, se llevó la sorpresa de su vida al ver cómo alguien salía de su clóset, que se le acercaba para percatarse de que él en realidad estuviera durmiendo y no se trataba precisamente de un fantasma.

El japonés acudió de inmediato con la policía, pues podría tratarse de algún asaltante. De inmediato, emprendieron la búsqueda y localizaron a esa persona. Se trataba de una mujer indigente, que por más de un año vivió a escondidas en el armario y, que cuando se iba el dueño de la casa, comía y se bañaba en el lugar.

via GIPHY

1

Las escaleras eléctricas te pueden tragar

Para cualquier niño le resulta irresistible jugar en las escaleras eléctricas; de inmediato, la reacción de los padres es decirles que dejen de hacerlo, pues sus agujetas o pantalones podrían atorarse, lo que implicaría un accidente mayor, que una simple caída.

Aunque nos parezca inverosímil, pues seguramente no hemos escuchado de algún percance en estas escaleras, resulta que los mayores tienen razón. Según el portal de noticias CBS, cada año son atendidas cerca de 10 mil personas cuyos pies han sido “devorados” por estos escalones eléctricos.

Está comprobado que tanto los escalones como el barandal, pueden llegar a amputar los dedos de las manos y los pies. Personal que se dedica a darles mantenimiento, han señalado que los peligros principales son: “los dientes” desgastados de estas escaleras, tornillos que salen de su lugar y agujeros en los cuales cualquiera pudiera atorarse.

via GIPHY

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com