Loading...

En años pasados, la cartilla militar era un documento indispensable para muchos trámites, sobretodo como requisito para tener pasaporte. Sin embargo, desde inicios del siglo XXI ya no es un requerimento para dicho documento y muchos otros. Por ello si  tu papá te sigue “obligando” a que hagas este servicio en lugar de hacer algo más productivo los sábados como aprender inglés, enséñale esto:

Porque ya no sirve para nada

La cartilla militar, prueba de que el servicio militar fue realizado, actualmente sirve para nada o casi nada. De hecho, sólo hace las veces de identificación al igual que el pasaporte, credencial de elector, CURP, cédula profesional y licencia de conducir, sin embargo, no creo que haya nadie que cargue con su cartilla para identificarse.

En el pasado era común que en el aspecto laboral se pidiera la cartilla liberada como requisito para ingresar a algún trabajo, pero en la actualidad no es así, lo que convierte el servicio militar como algo inservible.

En el único empleo que se pide es para ser policía y algunos puestos diplomáticos.

No hay consecuencias si no se hace

La obligación para los varones mexicanos mayores de edad está contemplada en el Reglamento de la Ley del Servicio Militar que data de 1942 (en plena Guerra Mundial), pero dicho reglamento y ley tienen un gravísimo error, no hay consecuencias por el incumplimiento del mismo, sólo se maneja como “un timbre de honor y un sentido de responsabilidad” el realizarlo. Es decir, es una obligación ética y moral para con tu país, sin que haya consecuencias si se eluden.

México lleva más de 70 años sin participar en ningún conflicto armado

Los varones enlistados al servicio militar (es decir, aquellos que tramitaron su cartilla) quedan como Reserva del Ejército Mexicano, sin embargo al llevar más de 70 años de no participar en conflicto alguno, van dos generaciones completitas que nunca han sido “llamados a cumplir con su obligación” como reservistas (hasta los 45 años); la realidad es que muy probablemente van a pasas otros muchos años sin que México entre en conflicto militar con alguna nación, por lo que ni siquiera es excusa moral el hacer el servicio para quedar encuadrado como reserva.

Al realizarlo no se aprende nada

Los que lo realizamos nos dimos cuenta que no se nos enseña nada militar, ya que las obligaciones de los enlistados van desde pintar lugares públicos, plantar árboles o asear los cuarteles. Lo más bélico del servicio militar es la contemplación de tanques de más de 70 años de antigüedad que nos vendió Estados Unidos y que seguramente ya no tienen mayor utilidad que como curiosidad.

Los que hicimos el servicio militar nos imaginamos que cuando menos se nos iba a enseñar el funcionamiento de un fusil o de tácticas de guerra, sin embargo, se usan a los enlistados como mano de obra gratuita.

El servicio militar es discriminatorio

Por muchas razones, pero la más obvia es el hecho que a las mujeres no se les obliga a realizarlo sin que exista en la actualidad una causa para que no sean contempladas. Si bien es cierto, sí existen las mujeres militares y mujeres que realizan el servicio militar, lo son de manera voluntaria, sin que esté prevista en la ley su obligatoriedad.

La segunda, es que de los enlistados, sólo un porcentaje realiza efectivamente el servicio militar, es decir, que todos los sábados de un año asisten a realizarlo, mientras que el contingente más grande de enlistados sólo van 1 o 2 veces al año a realizar las mismas actividades de limpieza pública que a los “que les tocó marchar”. Al final del año, a todos les es liberada la cartilla aunque su servicio haya sido muy diferente e inequitativo.

Fuentes:

*              http://www.sedena.gob.mx/pdf/reglamentos/rglmto_ley_smn.pdf

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com