Loading...

El mejor amigo de la mujer

“El doggy style puede sentirse increíblemente bien”, dice Emily Nagoski, PhD, una maestra de sexualidad del Smith College y autora de Come as You Are: the Surprising New Science that Will Transform Your Sex Life.

“Cuando estás excitada antes del doggie, el mismo ángulo de penetración que en el pasado te dolía permite estimulación en lo que se conoce como fórnix anterior, el área entre la pared vaginal y el útero”, dice Nagoski. “Es un sentimiento intenso, completamente diferente a las sensaciones del clítoris o de la vagina”.

EL CHIHUAHUA DEL CLÍMAX

Arquea tu espalda mientras él gentilmente mueve tu trasero de arriba a abajo. Esta simple posición (gracias al arqueo de la espalda) toca la parte sensitiva de la pared frontal de tu vagina, lo cual te mantendrá excitada y contenta.

chihuahua

EL LABRADOR ORGÁSMICO

Estos perros se la pasan montando los sillones, ¿por qué no copiar esa posición? Inclínate sobre la recargadera del sillón y empuja tu trasero hacia él. Anda, hasta puedes intentar un trío con Jennifer, el sofá convertible.

labrador

EL GALGO OPTIMISTA

Arrodíllate e inclínate hacia abajo, manteniendo tus piernas juntas mientras te toma de la cintura. Al presionar tus muslos estimularás los músculos pélvicos que producen los orgasmos, lo que te hará correr más rápido que un galgo.

galgo

HASTA QUE AMBOS GRITEN: “¡GUAU!”

Apoya tus codos en una almohada y levanta tu trasero, con tu pelvis apuntando hacia arriba. Haz que te penetre hacia abajo, estimulando tu punto G, mientras toca tu clítoris. ¡Ambos lo disfrutarán!

guau

Vía Cosmopolitan

 

 

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com