Algunas mujeres ya habrán escuchado hablar sobre el triorgasmo, unas cuántas afortunadas más pueden presumir haberlo tenido y otras están por saber de lo que se han estado perdiendo.

El triorgasmo es el que se logra estimulando al mismo tiempo el clítoris, el punto G y el ano – con el dedo meñique o la lengua – ¿Ves? ¡Facilísimo! Ajá, si tal vez si los hombres fueran multitask esta labor sería sencilla, pero si ninguno logra hablar por cel y caminar al mismo tiempo, ya parece que van a poder con una triple estimulación.

Par ayudarte a ti y a tu pareja, existen 3 posiciones para lograr lo que antes creíamos un mito:

1. El 69. La estimulación de tu pareja con sus labios y lengua tendrán cubierta el área del clítoris, mientras el punto G y el ano los estimula con sus manos. Tienes que estar suficientemente lubricada para que disfrutes por completo de toda la estimulación; relajarse es básico para tener ese triple resultado.

2. Tú arriba de tu pareja. Inclina la cadera hacia él para que te estimule con sus dedos; mientras, con su pene tocará tu punto. Lo ideal es que te penetre poco a poco, que se tome su tiempo para llegar al punto y su mano se encargará de la parte trasera.

 

3. Misionero alternativo. Pon las rodillas sobre su pecho para que su cuerpo frote tu clítoris durante la acción, y con sus manos se encargará de lo demás.

La clave para que funcionen estas posiciones de triorgasmos es hacerlo suave, con tiempo y tranquilidad. El sexo rudo aquí no sirve; lo más importante, la lubricación.

Con información de veintitantos.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com